Hace más de una década que los confidentes les hablaban a los investigadores del narcotráfico en Galicia de submarinos que alijaban droga frente a la costa gallega. “Marcan unas coordenadas en altamar y pasan la mercancía (y los tripulantes) a otra embarcación, normalmente, a una lancha rápida o un pesquero, que descarga en tierra. Abren una vía de agua en el submarino, lo hunden y lo abandonan”, repiten fuentes policiales el relato de sus confidentes. La aprehensión el domingo del primer narcosubmarino llegado a Europa desde Latinoamérica con 3.000 kilos de cocaína, ha llevado a pensar a la policía que en la costa gallega “debe de haber más embarcaciones de ese tipo hundidas”.

Seguir leyendo.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: