Moda

Narbonne, capital del queso | Estilo

El tópico dicen que Francia cuenta con tantos quesos como días tiene el año, pero la verdad es que en el país vecino existen más de 500 denominaciones de origen y que el número de quesos diferentes es de varios miles, porque solamente la edición de 2018 de la guía de quesos de leche cruda registra 2.380 variedades. Cifras al margen, el restaurante Les Grands Buffets de la ciudad del sur de Francia ha presentado este martes el mayor surtido del mudo, con una selección de los 110 variedades, en el marco del quinto aniversario de la unión de la alta velocidad entre España y el país vecino.

Viajar de Barcelona a Narbonne en alta velocidad se puede hace por menos de 60 euros ida y vuelta y en dos horas, lo que explica que esta ciudad francesa situada a cien quilómetros de la frontera esté viviendo un apogeo de turistas españoles, con más de 30.000 visitantes al año. “En la oficina de turismo hay ya más españoles que franceses”, aseguran las autoridades locales y de ahí el interés en promocionar la gastronomía de la zona, como una variedad turística más. El aliado que han escogido las instituciones para esa labor ha sido Les Grands Buffets, fundado en 1989 y que en la actualidad es el mayor restaurante de Francia.

“Nada de alta cocina, sino los platos tradicionales, los que hacían las abuelas de las abuelas”, dicen los impulsores del restaurante, que el año pasado facturó 14,5 millones de euros y dio de comer a 342.000 personas, lo que le sitúa en el primer restaurante francés por su volumen de negocios. Es un bufete libre con una variedad inabarcable de platos y que nada que ver con la imagen que en algunas ocasiones transmiten este tipo de locales.

En ese marco, situado a las afueras de Narbonne, se ha presentado este martes el mayor surtido de quesos del mundo, después de cuatro años de un proceso de seleccion, aseguró Louis Privat, el propietario del local. La elección de las variedades ha ido a cargo de Xavier Thuret, considerado el mejor artesano quesero de Francia.

En una bandeja de 30 metros se exponen 110 quesos con el fin de con de convertir a Narbonne en la capital mundial del queso. De pasta blanda, pasta prensada, pasta azul, corteza florida o lavada, leche de vaca, cabra, oveja, al cucharón, joven, semicurado, añejo y las más distintas variedades imaginables. 23 de esos quesos son europeos: los Feta, Ladotiri y Graviera de Grecia, el Gouda al comino de Holanda, la Gorgonzola, Taleggio o Pecorino italianos, el Stilton de Inglaterra, y, como no, diversas variedades de queso, manchego, el de Cabrales o la Tomme catalana.

Entre los quesos franceses se ha querido dar prioridad a los quesos regionales occitanos, como las variedades de roquefort Cave des Templiers, Baragnaudes, Maria Grimal o Bio Roquebelle, el Pelardon des Cévènnes, el Pérail de oveja o el Picodon.

En el restaurante hay que reservar mesa con varias semanas de antelación y el 40% de la clientela procede de diversas regiones francesas. La tarifa plana de 35,90 euros ayuda a explicar el éxito del restaurante, unido a la carta de más de 70 variedades de vino, que se vende a precio de productor.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto