Un nuevo objeto político ha echado a andar en Catalunya, después de un largo tiempo de análisis y elaboración en la cocina. Un colectivo de destacadas personalidades catalanistas que intentará sumar a todos los partidos de esta sensibilidad en una gran plataforma electoral en las próximas elecciones a la Generalitat. Como primer rostro y voz de este proyecto, que intentará aglutinar el catalanismo liberal y conservador que se siente “huérfano” de representantes, está la abogada Eva Parera, una de las fundadoras de Units y que podría estar en los primeros puestos de la candidatura de Manuel Valls a la alcaldía de Barcelona. Junto a ella, otro de los nombres que ha podido saber este diario es el de la empresaria Remei Gómez, quien fue candidata de CiU a la alcaldía de Bellaterra.





Esta plataforma, que con el tiempo tiene vocación de convertirse en un sujeto más ambicioso, ya sea una asociación de partidos o un partido independiente y autónomo, nace de la inquietud de un amplio número de personas procedentes de diferentes partidos, tradiciones y sensibilidades -algunos más cercanos al espacio postconvergente, otros al activismo contra la independencia, no faltan los que no atesoran bagaje político previo- por la fractura social y política por el proceso independentista. Amén de la “urgencia” de situar al catalanismo político como eje y motor del debate en Catalunya.

Perfiles muy diferentes de personas que han decidido dar un paso al frente ante la crisis que vive Catalunya y que esperan tejer lazos y complicidades para construir, explican, una alternativa para aquel 75% de catalanes que se sienten cómodos con su identidad múltiple, ya que según los sondeos asumen sin problemas su condición de españoles y catalanes, y que rechazan cualquier vía rupturista.

“No es una opa hostil”

“No es una opa hostil a nadie, es un intento de normalizar la vida social y política de Catalunya”, aseguran, conscientes de las dificultades que se encontrarán con algunos de los dirigentes que ahora intentan tomar las riendas del catalanismo, como el exconseller Ramon Espadaler, líder de Units y actual diputado del grupo del PSC en el Parlament, que aboga por fortalecer su alianza estratégica con los socialistas.

“En Catalunya hay mucha gente que es catalanista pero no es de izquierdas, debemos y podemos ofrecerles un proyecto político”, afirman desde la nueva plataforma, que señalan que uno de sus caladeros de votos naturales es el de los simpatizantes PDECAT en materia económica, social e incluso cultural, pero que están disgustados con la “deriva radical” de los últimos años. “Hay un clamor en muchos sectores de la sociedad catalana por recuperar el seny y el catalanismo”, añaden.





La articulación de este nuevo movimiento político catalanista, que en las próximas semanas anunciará su nombre y logo, además de otras personas que lo integran y un calendario de actuaciones, no es del todo ajeno a la candidatura transversal de Manuel Valls en Barcelona y la suerte que el político franco catalán pueda tener en los comicios municipales de mayo.

La posible llegada de Valls al ayuntamiento de la capital catalana supondría un impulso definitivo al proyecto de construir un nuevo partido que aglutine a todo el espacio del catalanismo liberal y conservador, al que consideran huérfano tras la desaparición de CiU. De hecho, en los últimos meses y antes de oficializar su existencia, los impulsores de esta plataforma han contratado los servicios de uno de los sociólogos más reputados de España para que analizara si en el actual tablero político catalán hay margen para un nuevo partido catalanista y de centro. Los cálculos de este gurú es que tiene opciones de conseguir entre 11 y 20 diputados.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: