La tenista española Garbiñe Muguruza ha anunciado este lunes que debido a unas «molestias en el tobillo izquierdo» no podrá participar en el Másters 1000 de Cincinatti, de 20 al 28 de agosto, pero confía en que lo habrá superado para jugar el Abierto de Estados Unidos, que comenzará el 31 de este mes.

«Siguiendo la recomendación de mi equipo médico he decidido borrarme del torneo de Cincinnati por molestias en mi tobillo izquierdo. Espero seguir evolucionando bien y poder llegar en condiciones de competir en el US Open», ha publicado la caraqueña en su cuenta de Twitter.

Muguruza añade: «Tengo muchas ganas de volver a la competición y hacerlo en Nueva York. Sé que tanto la WTA como la USTA están haciendo un gran esfuerzo para hacer posible que podamos volver a jugar y trabajaré duro para poder estar allí».

También espera jugar Roma y Roland Garros

Garbiñe Muguruza destaca que tiene previsto disputar el US Open antes de regresar a Europa para jugar en septiembre los torneos de Roma y Roland Garros. 

La tenista española ya había manifestado a finales de julio su intención es jugar «todos los torneos posibles, incluido el Open de Estados Unidos, siempre que la situación por la pandemia del covid-19 lo permita.

Muguruza, que pasó los meses de confinamiento en su residencia de Ginebra, reconocía en una entrevista facilitada por Caser Seguros, que tenía «en mente jugar los torneos americanos de preparación para el US Open y la gira de tierra que finalizaría en Roland Garros».

«En definitiva, todos los torneos posibles si la situación lo permite», apuntó Muguruza, quien se definió como «una competidora nata» y, como tal, aguarda con ganas el regreso de las competiciones.

Sobre el Abierto de Estados Unidos, aseguró que tomar la decisión sobre su cancelación o celebración «va a ser difícil». «Es mejor jugar a no hacerlo«, consideró aunque entiende «que existan sensaciones mixtas».

Otra cuestión es que de disputarse, el torneo estadounidense sería sin aficionados, al que consideró chocante, saltar a una pista sin público y deseó que «poco a poco» se vaya recuperando la emoción de los aficionados.

Motivada en cada entrenamiento junto a Conchita Martínez, con la que mantiene «una conexión especial», Muguruza espera cerrar de buena manera el 2020, un año que arrancó con el subcampeonato en el Abierto de Australia.

practicodeporte@efe.com




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: