Un pescador de unos 30 años ha fallecido la mañana de este domingo tras caer al mar arrastrado por una ola mientras pescaba en Sant Feliu de Guíxols (Girona), en la zona de punta Garbí, tras el hotel Eden Rock. Otros dos pescadores que iban con él se han tirado al agua para intentar salvarle sin éxito. Una cuarta persona que estaba en la zona ha avisado a emergencias, y tres agentes de la Policía Local se han acercado a ayudar. Tras conseguir sacar a un pescador, los agentes también han caído al agua debido al temporal marítimo. Una zodiac del Club Náutico ha conseguido rescatar a los policías y al pescador vivo y Salvamento Marítimo ha recuperado el cadáver del pescador sobre las 11.30 horas. Los dos pescadores y los tres policías han sido trasladados al Hospital de Palamós con hipotermia.

El fuerte temporal que azota toda la península ibérica y que ya había dejado seis muertos se ha cobrado una nueva víctima. Se trata de uno de los tres pescadores que esta mañana habían ido a pescar a las rocas en Sant Feliu. Poco después de las diez de la mañana una fuerte ola que ha chocado contra la zona donde estaban situados se ha llevado a uno de ellos. Los otros dos pescadores se han tirado al mar para intentar ayudarle, pero, según las primeras informaciones, o al caer o al intentar salir, se ha dado un fuerte golpe y ha fallecido. Una cuarta persona que estaba en la zona ha llamado al 112 alertando de la situación y sobre las 10.36 horas y se han activado todos los servicios de emergencias.

Los primeros en llegar al lugar han sido tres agentes de la Policía Municipal de Sant Feliu, que desde las rocas, según fuentes municipales, han tirado un objeto flotante al agua a los pescadores para que pudieran aguantarse. Han conseguido sacar del mar a uno de ellos. De nuevo una gran ola ha llegado hasta su posición y ha arrastrado hasta el agua a los tres agentes. Ya en el agua han cogido al pescador que todavía no había podido ser rescatado y estaba exhausto y se han alejado de la zona de rocas para evitar resultar heridos si la fuerza del oleaje les hacía impactar contra ellas.

Hasta el lugar se ha desplazado el helicóptero de los Bomberos de la Generalitat, que debido al fuerte viento de tramontana que soplaba no ha podido bajar a los rescatadores por la cuerda, porque, según la investigación, habría hecho “efecto péndulo” y habría sido muy peligroso. Ha sido la zodiac del Club Náutico de Sant Feliu de Sant Feliu la que finalmente se ha dirigido hacia donde estaban resistiendo el fuerte temporal los cuatro hombres, los ha rescatado y los ha llevado hasta el puerto. Allí varias ambulancias del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) les han trasladado hasta el Hospital de Palamós y han recibido asistencia psicológica.

Desde el Hospital han confirmado que han ingresado con síntomas de hipotermia leve y algunas contusiones y que a la espera de pruebas complementarias se recuperan favorablemente y su pronóstico es leve. Se prevé que estén en observación unas horas y sean dado de alta durante el día de hoy.

Han sido los Bomberos desde el helicóptero los que han divisado el cadáver del pescador flotando en el agua. Como no lo podía recuperar, por el viento, han mantenido la posición y han facilitado la ubicación y han sido los tripulantes de la Salvamar Sirius de Salvamento Marítimo los que sobre las 11.31 horas han recuperado el cuerpo y lo ha llevado hasta el puerto. Una vez allí, sobre las 13.45 horas, la comitiva judicial ha hecho el levantamiento del cadáver. La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: