Un obrero de 41 años ha fallecido este miércoles tras caer por el hueco de un ascensor a lo largo de ocho plantas mientras trabajaba en un edificio en obras en la Gran Vía de Madrid. El accidente se ha producido en el interior del número 29 de esta calle, un edificio levantado en 1920 y donde se ubica la Casa del Libro. Son las obras del que será un futuro hotel de la cadena de Cristiano Ronaldo.

Fuentes de la inspección de trabajo indicaron al sindicato CCOO que había una red «pero que ha cedido». «Esto no tenía que haber ocurrido si todas las medidas de seguridad se hubieran tomado. Van a rodar cabezas porque la empresa tendrá que señalar a un responsable. Ese hueco del ascensor tenía que haber estado vallado y no lo estaba», decían algunos de los compañeros de la obra, un extremo que no pudieron confirmar los representantes sindicales consultados. Cuando hay un hueco del ascensor en una obra, tiene que haber medidas de seguridad como una red o una barandilla, explicaron miembros de Comisiones Obreras.

Uno de los trabajadores más veteranos, electricista con 30 años de experiencia en obras similares, comentaba que las medidas de seguridad eran semejantes a las que ha visto en otros lugares. Sin embargo, repetía: «Cuando esto pasa, cuando algo tan grave ocurre, es porque las medidas de seguridad no eran buenas, seguro».

Los sindicatos se concentrarán este jueves en Cibeles y leerán un manifiesto contra la siniestralidad laboral, como suelen hacer cuando se produce un accidente de este tipo. Desde enero son 52 las personas muertas en accidentes laborales en la región, según CCOO.

El aviso se ha recibido poco antes de las 11.00 de la mañana, según Emergencias Comunidad de Madrid 112. El Summa solo ha podido confirmar el fallecimiento de la víctima, que sufría politraumatismo y ha muerto en el acto tras caer desde la planta sexta hasta la menos dos. Los bomberos del Ayuntamiento de Madrid han rescatado el cuerpo.

La constructora responsable del hotel corre a cargo de la empresa San Martín que subcontrató al carpintero fallecido. Según los trabajadores presentes tras el accidente, el obrero estaba moviendo un armario con otros compañeros dentro de una de las habitaciones cuando se precipitó al vacío. Según el sindicato, lo que ocurre en otros casos de accidentes laborales, habrá un juicio para determinar si la empresa que colocó la red que protegía el hueco del ascensor lo hizo siguiendo todos los protocolos o si, por el contrario, hubo negligencia. 

Más accidentes en construcción

Según los datos difundidos el lunes por la Comunidad de Madrid, nueve trabajadores perdieron la vida en septiembre en accidentes laborales, cinco de ellos «in itinere» y el resto durante la jornada, dos de ellos por caída en altura, otro por choque con un objeto y otro debido a una patología no traumática.

Además, según el Gobierno regional, entre enero y septiembre se produjeron 68.897 accidentes laborales, el 82,6 % durante la jornada laboral y el resto «in itinere», que suponen un 1 % menos que en el mismo periodo de 2018. CCOO destaca la disminución de accidentes a lo largo del año en casi todos los sectores de actividad, excepto en el de la construcción, que -dice- «sigue teniendo un comportamiento muy negativo: los accidentes totales han aumentado un 13,4% y los mortales se han duplicado, lo que ha supuesto la muerte de 6 trabajadores más, pasando de 5 el año anterior a 11 en este año».

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: