Kirk Douglas, una de las últimas grandes estrellas del viejo Hollywood, ha muerto este miércoles a la edad de 103 años, según informan varios medios de Estados Unidos y ha confirmado su hijo Michael a la revista People. «Con tremenda tristeza, mis hermanos y yo anunciamos que Kirk Douglas nos dejó hoy a la edad de 103 años», reza el comunicado que ha facilitado a dicha revista el también actor Michael Douglas.

«Para el mundo era una leyenda, un actor de la época dorada del cine que vivió hasta bien entrada su época dorada; un humanitario cuyo compromiso con la justicia y las causas en las que creía marcaba una pauta a la que todos nosotros debíamos aspirar. Pero para mí y mis hermanos Joel y Peter era simplemente papá», sigue la nota del hijo del legendario actor, el hombre que encarnó para la historia a Espartaco.

Issur Danielovitch Demsky, conocido como Kirk Douglas, nació en Ámsterdam, localidad del Estado de Nueva York, en Estados Unidos, el 9 de diciembre de 1916. Su familia era de origen ruso judío emigrada en 1908. Su padre, que era trapero, abandonó el hogar familiar cuando Douglas tenía cinco años. Tenía seis hermanas mayores. Hubo de trabajar desde muy joven para ayudar económicamente a su familia, compaginándolo con varios empleos y con sus estudios en la Universidad de Saint Lawrence, donde se graduó en Letras. Posteriormente estudió en la American Academy of Dramatic Arts de Nueva York.

En 1941 fue movilizado, incorporándose a la Armada durante la Segunda Guerra Mundial. Fue oficial de comunicaciones en una unidad antisubmarina. Regresó a Nueva York con heridas de guerra y allí empezó a actuar en obras teatrales gracias al apoyo que le prestó la actriz Lauren Bacall.

Douglas, como Espartaco, en 1960.

En 1946 debutó en Hollywood con El extraño amor de Marta Ivers de Lewis Milestone. Trabajó en más de 90 películas y dirigió dos filmes. Ha rodado a las órdenes de los más famosos directores, como Vincente Minelli, Jacques Tourneur, King Vidor, John Huston, Billy Wilder, Otto Preminger, Elia Kazan, Howard Hawks y William Wyler. Con Stanley Kubrick protagonizó Senderos de gloria en 1957 y Espartaco en 1960, película emblemática de su carrera, producida por el actor y en la que se rehabilitó –gracias al empeño personal de Douglas- al guionista Dalton Trumbo, represaliado por el maccarthysmo, al permitirle aparecer en los créditos de la película. Douglas rodó siete películas en compañía del actor Burt Lancaster.

Kirk Douglas estuvo nominado al Óscar en tres ocasiones: en 1950 por El ídolo de barro de Mark Robson, en 1953 por Cautivos del mal y en 1957 por El loco del pelo rojo, ambas de Vincente Minelli. Finalmente, la Academia de Hollywood le dio el Óscar honorífico en 1996. En 1981 recibió la medalla presidencial de la libertad, la máxima condecoración de su país; en 1990, la Legión de Honor francesa, y el Oso de oro honorífico del Festival de cine de Berlín, en 2001.

Se casó en 1943 con Diana Hill y tuvieron dos hijos: Michael y Joel Andre. En 1954 volvió a casarse con Anne Buydens, con la que fue padre de dos hijos: Peter y Eric Anthony, ya fallecido. En 1991 resultó herido cuando el helicóptero en el que viajaba chocó con una avioneta en el aeropuerto privado de Santa Paula (California). En 1996 sufrió una embolia que le afectó seriamente al habla. Como escritor, en 1988 publicó The Ragman’s son (El hijo del trapero), su autobiografía. En 2009, con 92 años, se subió a los escenarios, de los que llevaba cinco años retirado, con Before I forget (Antes de que olvide), un monólogo de 90 minutos que él mismo escribió sobre su vida.

En 2012 escribió I am Spartacus, un libro en el que repasó las vicisitudes del rodaje de la película de Kubrick. Publicó a partir de 2008 un blog, primero en MySpace y más tarde en The Huffington Post, que tuvo gran éxito. Douglas fue miembro del Partido Demócrata y un filántropo convencido, donando desde 1990 más de 40 millones de dólares a una clínica para el tratamiento de pacientes con Alzheimer.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: