Hay voces que aunque lleven apagadas años siguen iluminando la biografía sentimental de países enteros. Este es el caso del cantante mexicano José José, el “Príncipe de la canción”, uno de los más famosos de la música en español, que falleció en Miami a los 71 años, víctima de un cáncer de páncreas. El país lo despedirá con grandes honores, como se hizo con Juan Gabriel, otro intocable.

Su padre, el cantante lírico José Sosa Esquivel, tuvo problemas de alcoholismo y él se enfrentó al mismo drama desde los años setenta cuando empieza a saborear el éxito más absoluto. Entre sus canciones, “El triste”, que dejó a los mexicanos y al mundo de habla hispana sin respiración en 1970, uno de esos temas que traspasan generaciones. Su biografía, al fin, se asemeja a las letras que interpretaba y que aún hoy suenan en las cantinas como el último trago de la canción romántica. El ron y los estupefacientes le hicieron habitual de los centros de rehabilitación desde muy joven, aunque, aún así, o tal vez en parte por eso, supo convertirse en leyenda. Dejó buena cuenta de ello en su autobiografía “Esta es mi vida”. En su última etapa, con la voz ya desgastada, interpretó algunos papeles en las telenovelas de Televisa. “Gavilán o Paloma”, “Mi vida”, “Almohada” y “La nave del olvido” suenan de nuevo en la memoria colectiva de México.

El álbum “Secretos”, producido y compuesto por Manuel Alejandro, lo encumbró en todo el mundo en 1983. Vendió más de 130 millones de discos lo que hizo de su figura una de las más relevantes del ámbito hispanoamericano de toda la historia

En El Barrio de Clavería, nada más conocerse la noticia, comenzaron los homenajes al mito. Allí sonaron sus canciones a coro en un karaoke improvisado y melancólico en la calle. El vídeo de su interpretación de “El triste” en el Festival de la OTI acumula a la hora de redactar esta nota más de cien millones de reproducciones en YouTube.

Las reacciones a la noticia agitaron las redes sociales. Alejandro Sanz dijo que “creaste tu propio reino capaz de dar la vuelta al mundo y a los corazones”. Julio Iglesias escribió: “Este día es muy triste para todos los artistas que tuvimos la suerte de compartir momentos con José José. Descansa en paz querido amigo”. Alejandro Fernández sentenció: “ Uno de los seres más talentosos que haya tenido el placer de conocer. Se va un pedazo de la historia de México y de la industria a nivel mundial”. El colombiano Juanes compartió una foto de ambos con unas sentidas palabras: “ Su voz sonará por siempre en nuestros corazones”.

Una de sus últimas y emotivas apariciones en Twitter, cuando ya se conocía el alcance de su mal, fue para desear suerte a Alfonso Cuarón en los Oscar, donde competía la película “Roma” en la que sonaba “La nave del olvido”, uno de sus primeros éxitos. “Murió dormidito”, fueron las primeras palabras entre lágrimas que pronunció su hija Sara, que dio las gracias al público por todo el apoyo. “Sepan que su legado vivirá para siempre, ya está en paz”.




Fuente: La razon

A %d blogueros les gusta esto: