El Departamento de Salud del País Vasco y el Servicio Vasco de Salud, Osakidetza, han informado del fallecimiento del hombre infectado de rabia tras ser mordido por un gato y que permanecía ingresado en el Hospital de Cruces de Bilbao.

El hombre, de nacionalidad marroquí, ingresó con síntomas de rabia humana provocada por la mordedura de un gato en su país de origen. Se trata del primer caso detectado en el País Vasco en los últimos 30 años.

La rabia es una enfermedad vírica que afecta al sistema nervioso central, y que se transmite a las personas por la saliva a través mordeduras o arañazos de animales domésticos o salvajes que están infectados.

El periodo de incubación es muy variable y podría ir desde una semana a un año, con dos meses de media estimada.

La rabia acaba siendo mortal en casi todos los casos una vez que han aparecido los síntomas clínicos.

El objetivo es impedir que la infección entre en el sistema nervioso central, lo cual provocaría la muerte inmediata. Los pasos que se deben seguir si existe riesgo de contacto con la enfermedad son:

La limpieza a fondo y el tratamiento local de la herida tan pronto como sea posible después de la exposición durante un mínimo de 15 minutos con agua y jabón, detergente, povidona yodada u otras sustancias que maten al virus de la rabia.

La aplicación de una vacuna antirrábica potente y eficaz conforme a las normas de la OMS.

La administración de inmunoglobulina antirrábica, si está indicado.

Síntomas

El periodo de incubación de la rabia suele ser de 2 a 3 meses, pero puede oscilar entre una semana y un año, dependiendo de distintos factores como la localización del punto de inoculación y la carga vírica.

Las primeras manifestaciones son: la fiebre acompañada de dolor o la pérdida de sensibilidad en el lugar de la herida. A medida que el virus se propaga por el sistema nervioso central, se produce una inflamación progresiva del cerebro y la médula espinal que acaba produciendo la muerte.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: