Sociedad

Montoro, la zona cero del calor


Hablar del tiempo estos días ya no es sólo una conversación de ascensor, todos estamos sufriendo la ola del calor que afecta a gran parte del país. Durante el día las terrazas –por las que muchos mataban hace sólo una semana– se vacían en busca del aire acondicionado que evita el sudor. Pero, durante este fin de semana en algunos lugares de España lo van a pasar peor que en otros. «En el valle del Guadalquivir, del Guadiana y del Tajo se prevén temperaturas muy altas, en aviso naranja», afirma Ana Casals, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Dentro de estas zonas, son los vecinos de Córdoba los que menos tiempo deben pasar en la calle porque en uno de sus municipios, en Montoro –a 40 minutos de Córdoba capital–, de acuerdo con las previsiones de la Aemet, la máxima que se espera para hoy es de 42,6ºC, seguramente la más elevada de toda la Península, aunque los termómetros de muchas capitales –que pasan todo el día al sol–, puedan incluso marcar temperaturas superiores a 50 grados centígrados. Las características geográficas de esta localidad son las que marcan que pueda llegar a alcanzar estas temperaturas. Sus más de 9.000 habitantes viven en un meandro que forma el Guadalquivir, de ahí que el porcentaje de humedad también sea elevado. De acuerdo con los datos que maneja Metereología, la temperatura máxima media de un mes de junio es de 32,8 grados, casi diez menos que lo van a poder alcanzar hoy. Y, aunque pueda bajar un poco el domingo, no se esperan que varíen más de dos o tres grados.

Muy próximo al calor que sufren los vecinos de Montoro se encuentran los de Sevilla, en concreto los que vivan cerca del centro metereológico de la capital, ya que esa estación prevé alcanzar los 42,3 grados hoy, mañana registrarán un grado menos, un cambio que no sentirán mucho los vecinos.

Es cierto que en el sur van a sufrir esta primera ola de calor del año, sin embargo, por falta de costumbre, los que puede que lo pasen peor son los habitantes de la provincia de Orense, donde no están acostumbrados a las temperaturas que puede que lleguen a alcanzar. Así, en la capital las máximas superarán los 41 grados, cuando la media máxima en junio en esta zona es de 27,5 grados.

Otras de las áreas que se mantienen en aviso naranja a lo largo de todo el fin de semana son algunas partes de Castilla y León como Valladolid o León, así como varios puntos del valle del Ebro que incluyen Zaragoza, Huesca y Lérida.

Casals afirma que, a partir del domingo, «las temperaturas pueden bajar por el este de la Península». Pero insiste: «Vamos a seguir pasando calor». Es más, sus previsiones plantean que la semana que viene bajen un poco, «pero no gran cosa», sobre todo si se tiene en cuenta que a partir del próximo miércoles también se esperan que las temperaturas vuelvan a subir. ¿Una segunda ola de calor? «Aún no lo sabemos, es más, desconocemos si se van a concatenar las dos o si tendremos un día de respiro entre ellas». Lo que sí tienen claro desde Metereología es que «hasta el próximo fin de semana que empieza a entrar por Galicia una nueva masa, el calor no va a bajar». A consecuencia de esta inestabilidad, la portavoz espera que «bajen ligeramente» las temperaturas, excepto en el País Vasco, lo que «no significa» que los termómetros vuelvan a estar en sus valores habituales, ya que alerta de que seguirán «muy por encima de lo normal en muchas zonas», entre 7 y 12 grados las máximas y entre 4 y 10 grados centígrados las mínimas, según las zonas.

Oro dato importante que aportan desde la Aemet es que «en varias provincias de Castilla y León, Extremadura, Castilla-La Mancha, Madrid, Cataluña, Aragón, Córdoba y Jaén se han registrados entre siete y 12 grados más de las máximas normales que se registran para un 15 de junio». Como dato curioso, señalar que las tormentas eléctricas que se produjeron el jueves en numerosas puntos de toda España dejaron 12.262 descargas de rayos.

A todos estos datos se suman los diferentes problemas y alertas que se han dado a lo largo de esta semana a consecuencia de las altas temperaturas. Ayer, siete alumnos del colegio Joaquín Alonso de Talavera de la Reina (Toledo) fueron atendidos en el Hospital Nuestra Señora del Prado por sintomatología relacionada con las altas temperaturas, al igual que otros cuatro estudiantes del Instituto de Secundaria Miguel Hernández de la localidad de Ocaña. Se suman a los 47 menores de un instituto de Valdemoro, en Madrid, que también fueron atendidos el jueves por la ola de calor. Y es que el jueves se alcanzó en Madrid un récord de temperatura más alta registrada en un mes de junio, con una máxima que alcanzó 39,5 grados a las 16:20 horas, batiendo el antiguo registro del 29 de junio de 2015, donde la estación meteorológica de Madrid-Retiro marcó 39,3 grados.

En Extremadura, por su parte, también han tenido que atender a varios hombres por posibles golpes de calor. No debemos olvidar el incremento del riesgo de incendios forestales.




Fuente:La razón

Comentar

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *