La cantante Mónica Naranjo celebra sus 25 años de carrera en
El Hormiguero
de Antena 3. Para celebrarlo, la artista lanzará en vinilo su primer disco titulado Mónica Naranjo. Pero no es su único proyecto en mente. En breve lanzará un nuevo disco y estrenará un programa de televisión en Telecinco. La invitada no dudó en contar su anécdotas sexuales.


Reeditará el disco con el que debutó en 1994, y en octubre verá la luz su nuevo disco Mes excentricités y que incluirá un cortometraje. Además, la cantante tiene un proyecto televisivo que llegará próximamente a Telecinco y que se llamará Mónica y el sexo, gracias al que ha recorrido varios países en los últimos meses.





‘El Hormiguero’: Mónica Naranjo entró al plató en un descapotable
(Atresmedia)

El último año ha sido muy complicado para la cantante catalana. Tras su divorcio confiesa haber pasado por una de las etapas más complicadas de su vida. Su viaje sola a Japón ha tenido un significado especial, ya que era un deseo que tenía con su pareja. Ahora ha cerrado ese capítulo, pero lo ha conseguido hacer sola gracias al programa que presenta.

Me separé en marzo. Los dos primeros meses pensé que moría de la pena, pero luego me hice una capsulitis y cambié el chip”, dijo la cantante ante su amigo Pablo Motos en El Hormiguero. Para terminar, Mónica Naranjo añadió que “no hemos venido aquí para sufrir, sino para ser felices”. El público en ese momento aplaudió a la invitada.






El nuevo proyecto de la artista es un programa sobre sexo, por lo que la conversación subió de tono. “¡Qué poco sabemos del sexo. No tenemos ni idea”, dijo Naranjo. En ese momento le pidió a Pablo Motos que le contase lo más grave que le hubiera pasado en la cama. El presentador se negó diciendo “no te lo puedo contar”.


La que sí se animó a contar una intimidad fue Mónica. “Un día, con mi pareja, estaba en plena faena”, comenzaba a contar. “Me di cuenta de que él se estaba escurriendo por la cama. Entonces, le cogí y le puse en el centro de la cama”, un gesto que no gustó a su pareja. “Me dijo que era muy masculina, un marimacho”, confesó la invitada.









Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: