Rocío Montasterio, portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, ha relatado este miércoles en su cuenta de Twitter el “tortuoso proceso” de nueve años para intentar obtener la licencia de primera ocupación de la vivienda que comparte con el diputado nacional Iván Espinosa de los Monteros y sus cuatro hijos. El área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento ordenó este martes clausurar parte del chalet donde residen los dirigentes ultraderechistas en el distrito de Chamartín debido a que la casa carece de la licencia de primera ocupación.

«Kafka no hubiera imaginado la burocracia que a menudo padecemos los españoles», ha comenzado Monasterio. El edificio, además de ser una vivienda, alberga en el sótano el estudio de la política y arquitecta, sin que exista una licencia de funcionamiento de esta actividad, ha asegurado Efe.

El Ayuntamiento abrió el expediente en 2014 al comprobar que la casa carecía de licencia, el matrimonio la solicitó pero la documentación presentada no cumplía los requerimientos y fue denegada. En 2016 el Consistorio dictó la primera orden de clausura, pero Espinosa de los Monteros (quien también ha volcado sus críticas en Twitter) la recurrió ante un juzgado de lo Contencioso-Administrativo. Un año después, el juez desestimó el recurso, fallo del que procede el actual dictamen, que obliga a cerrar el sótano de la casa el próximo 8 de octubre.

Según Monasterio, en 2014, cuatro años después de iniciar la obra, el matrimonio pagó las tasas para obtener la licencia. El Ayuntamiento exigió “el certificado de fin de obra suscrito por el arquitecto y el aparejador, el cual no contestó” hasta dos años después. En 2016, el aparejador firmó el final de la obra y los políticos volvieron a pagar el impuesto para que se les conceda el permiso, asegura. En 2017, la política madrileña cuenta que les denunció el constructor (a quien habían pagado el 95% de lo acordado «a pesar de haber cometido graves errores”) por carecer de licencia de actividad en el despacho del chalet. Además, ese año caduca el permiso de obra de 2010.

Antes del actual dictamen, el área de Urbanismo del Ayuntamiento había instado a Monasterio y Espinosa de los Monteros a que regularizaran las licencias pendientes. La dirigente del partido ultraderechista asegura que llevan “nueve años cumpliendo con cada paso de la ordenanza para intentar llegar al final del proceso” y que se trata de «un laberinto burocrático agravado por un denunciante rencoroso». Tanto ella como su marido han criticado los procesos burocráticos que se exigen en España: “¿Os imagináis una administración pública eficaz? ¡Nosotros sí!”, ha tuiteado Espinosa de los Monteros.

José Luis Martínez-Almeida ha asegurado este miércoles que no existe «ninguna polémica» por el precintado del chalet, ya que se trata de un «procedimiento administrativo independiente».

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: