Moda

Moderna de Pueblo: “Lo que me pasó en ‘Amigas y conocidas’ demuestra que el machismo no está superado” | Tentaciones


La escritora Raquel Córcoles, más conocida como Moderna de Pueblo, publica nuevo cómic bajo el título de Idiotizadas (Zenith). Un relato de (des)aprendizaje de los cuentos de princesas y la educación Disney, identificando la desigualdad y machismo con los que todavía convivimos. En esta aventura, Moderna y varias amigas (Zorricienta, Gordieves, La sirenita pescada y su madre) protagonizan una historia generacional sobre el despertar feminista en plena crisis de los 30.

Desgraciadamente, Raquel es noticia estos días, no por su libro sino por la situación vivida como invitada del programa de TVE, Amigas y Conocidas, donde varias periodistas desacreditaron su obra y le regalaron comentarios del tipo “tú estás aquí porque el jefe, que es hombre, te ha traído”. Tras la indignación en redes, con memes y artículos como ‘Todas las frases que tuvo que escuchar Moderna de Pueblo en Amigas y conocidas’, el director de Tentaciones, Iago Fernández, la entrevista en un Facebook Live (ver vídeo arriba) para hablar de este suceso y otras muchas cosas.

Sobre su paso por Amigas y Conocidas

“Cuando llegué yo ya noté el ambiente hostil. Nada más entrar por la puerta me dice el director del programa: “Ay, te imaginaba más podemita” […] Partiendo de ahí, me di cuenta de que iban con prejuicios, un poco alerta de lo que pudiera decir yo. Hicimos una reunión previa que fue muy violenta, un poco lo que pasó en la tele, pero al menos ya activé el chip de que el debate sería en este tono y fui un poco preparada para no saltar en directo. […] Pensé que estarían abiertas a debatir, a tratar ciertos temas y no que todo el mundo estaría con ese posicionamiento tan claro en contra de cualquier avance feminista que propongas”. 

Choque generacional

“Cuando llegué yo ya noté el ambiente hostil. Nada más entrar por la puerta me dice el director del programa: “Ay, te imaginaba más podemita”

“En el cómic hablo también del caso de mi madre que es ama de casa y hemos vivido dentro de una familia tradicional… pensé que era una forma de llegar a ese tipo de público. Mi madre no es el tipo de feminista perfecta, pero siempre ha tratado transmitirme los errores que ha tenido de una forma directa: “no cometas los errores que yo he tenido, siempre tienes que ser independiente económicamente de un hombre”… Pensé que, aunque el público fuera distinto, también había muchísimo de lo que hablar, que podíamos aprender una generación de la otra. Pero hubo otra dirección del debate, que no creo que sea la más sana. Sí que es verdad que se llevaron un escarmiento considerable, incluso me sabe mal pero es la televisión pública y tendrían que tener decencia y cuidado a la hora de tratar temas tan importantes…”. Y añade que “ojalá salieran en el programa y dijeran: “quizá me pasé un poco”.

Amigas o enemigas

“Una de las cosas que quiero cambiar sobre todo es la percepción de que las mujeres somos enemigas. Me sabe un poco mal lo de este programa porque justo eran todas mujeres […] Todo el apoyo que tengo es de mujeres e intentando dar esa imagen, y me soltaron la frase lapidaria de “tú estás aquí por un hombre”. Que me deja mal a mí y la deja mal a ella. ¿Si yo estoy aquí por un hombre, tú también? ¿O tú estás aquí porque has tenido una carrera que te ha permitido que se te considere alguien importante para estar en este puesto? Era la peor respuesta que podía dar, que nos dejaba mal a todas. Me gustaría saber si sigue estando de acuerdo o no… Si tú no te das cuenta, puedes retractarte y no tendría que estar mal visto decirlo. En eso consiste el feminismo, detectar esas idiotizaciones o machismos que todos llevamos dentro y con naturalidad, ir apartándolas”.

Ser feminista e ir duchada

“Entiendo la contradicción de que si tú hablas de que estamos “idiotizadas”, porque tenemos una presión sobre la imagen, ¿por qué no das ejemplo y vienes hecha un desastre para reivindicarlo? Pero el feminismo no va de eso, va de darte cuenta de lo que tú quieres rechazar en la vida y quedarte con lo que quieres hacer. Yo también pasé por mi fase Alicia Keys de no maquillarme por la causa, pero luego me apetecía ponerme mi eyeliner. Y lo de “podemita” es… ¿Pero cómo puedes decir eso? Yo en una empresa no me reúno con alguien y le digo: ¡te imaginaba más pepero! Me descolocó, sobre todo en la televisión publica. ¿cómo dices con tanta tranquilidad algo que te define tanto a ti? Porque esos prejuicios hablan más de ellos”. 

Las redes sociales

“Yo ya me conozco las redes y cuando ha surgido todo este apoyo enseguida he pensado: esto en algún momento se va a volver en mi contra. Sí que es verdad que cuando alguien te apoya, al final te pueden observar con lupa hasta que la cagas, siempre están con ganas de buscar algo. He recibido muchísimos mensajes de apoyo y me quedo con que, a veces, me dicen que cuento cosas muy obvias y que eso está superado. En la reunión, ellas me dijeron: “¡Qué pereza chica!, princesita lo serás tú”. Te hacen sentir que estás haciendo algo inútil y justo ese programa sirvió para darnos cuenta de que no está para nada superado. En ese sentido me ha beneficiado”.

Una de las viñetas de Moderna de Pueblo que la propia Raquel Córcoles considera machista.
Una de las viñetas de Moderna de Pueblo que la propia Raquel Córcoles considera machista.

Sobre los “chochorts”

“Lo que no me gustó de esa viñeta mía es que encendí un debate muy tóxico. Muchos comentarios eran de “qué divertido”, pero otros eran: “qué asco”, “que guarras”, “es que luego se quejan de que las violan”… Cuando ves que has encendido un debate y que la gente lo ha entendido de otro modo… ¿Cómo voy a volver a publicar algo así? Nunca haría ahora una viñeta metiéndome con los escotes. No sé hacia donde va a derivar ese debate y no me interesa nada. […] También tienes que pasar por todos los temas de puntillas. Es lo que pasa con el feminismo, que te da miedo y todo es como “¡ay! que no se puede decir nada”… Yo creo que se puede decir todo, pero siempre con naturalidad”.

Policía del feminismo

“Ser policía del feminismo es como volver a ser madres todas, ¿sabes? El papel este de la mujer que está diciendo lo que está bien y lo que está mal… Por ejemplo, esos memes que muestran que la madre es la coñazo -mira. ya la palabra en sí, machista- la amargada, la que te impone lo serio, y el padre es el divertido. Yo intento con mi humor no fomentar estos estereotipos que, al fin y al cabo, no se reproducen siempre en la realidad”.

¿Moderna es machista?

“No me he obsesionado tanto con eso. Lo he hecho disfrutando, sabiendo que tengo tiempo de convencer hasta el final. Hablo mucho de lo machista que es moderna y de ese camino hasta darse cuenta y despertar de todas esas idiotizaciones. Pero desde la autocrítica. […] Quería contar el cambio de tópicos, de roles. Todos esos topicazos de que las mujeres solo queremos casarnos y pillarte para tener una familia”.

Realidad vs. Ficción

“Todo parte de algo real, sobre todo porque yo necesito creérmelo, pero luego hay un trabajazo de ficción para todo este súper bien contado y no te quede en una anécdota puntual. A mí lo que me gusta es que la gente se sienta reconocida y diga: “¡buah! Esta es mi historia”. A veces creemos que tenemos unas vidas tan aburridas y normales y pensamos que no hay nada que contar ahí. Para mí el reto es eso”. 

Zorricienta y Gordinieves

“Zorricienta son todas mis amigas más liberadas y que a mí al principio me chocaban por serlo, porque estaban cero acomplejadas y nada reprimidas. Ese conocimiento que he adquirido gracias a ellas lo he juntado en un personaje que es la Zorricienta, es como la abanderada de la liberación sexual. Lo mismo que Gordinieves, que sí que es verdad que una de mis amigas cumple todo lo que digo sobre ella, porque es la típica que cuando nos conocimos éramos la antítesis”.  

Despertar feminista

“Creo que hay muchas mujeres que están muy contentas con como está su vida y no perciben esa necesidad de cambio, pero que en cualquier momento te puede pasar algo que te haga ver qué malo es el machismo y cuan arraigado está en la sociedad”. 

Madres

“Hay una parte en la que cuento que mi madre se va a un evento de singles y cuando lo vio en el cómic se empezó a agobiar, pensando que dirían en el pueblo. […] Yo solo quería contar la diferencia de generaciones y noto como que ella se quedó a las puertas. Se fue de casa de sus padres, se casó y a los cinco años, quizá, empezó a ver las posibilidades que había podido tener. […] Muchas madres están en esa situación, de ama de casa con el sueño de lo que podía haber sido. Noto mucho también entre ellas hay una falta de sororidad”.

Francine: su personaje favorito de Amigas y Conocidas

“En la tertulia, Francine me apoyo un montón; no por apoyarme a mí, sino porque tenía las mismas ideas que yo. Ella hablaba de la injusticia de cuando eres madre, que parece que ellos “nos ayudan” y tenemos que darles las gracias. Tenía una opinión más afín a lo que yo quería contar y si hubiese habido un equilibrio o le hubieran dejado hablar más, no hubiese sido tan encendido. Así que le doy las gracias”.

Cosas de chicas

“Lo que pasa en el mundo del cómic es que a mí se me cataloga con que hago cosas de chicas. En cambio, a Joe Matt, que es un tío que yo leo y me gusta, y siempre está hablando de pajas, de chicas, de porno y tiene conversaciones machirulas con sus amigos… ¿Por qué eso no se le cataloga en cosas de chicos? Parece que si las protas son mujeres, la autora es una mujer, es como un género secundario. […] Es como si yo me pongo a hablar de la regla. ¿Por qué lo mío no está bien visto?”

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment