La famosa y controvertida lista gastronómica The World’s 50 Best, que ya alcanza 18 ediciones, ha proclamado a Mirazur de Francia como el mejor restaurante del mundo en una gala organizada este año en Singapur. El establecimiento está situado Mentón, Francia, tiene tres estrellas de la guía Michelin y está dirigido por el chef argentino Mauro Colagreco. El año pasado quedó en la tercera posición de la misma lista y, desde el año 2006, es el único establecimiento de Francia en el top 10 del mundo.

El número dos es el restaurante Noma, en Copenhague, seguido del Asador Etxebarri en Atxondo (Vizcaya) que ha subido del décimo puesto donde se colocó el año pasado al tercero de la clasificación de esta edición. Gaggan, de Bangkok, y Geranium de Copenhague ocupan la cuarta y quinta posición de la lista, respectivamente, seguidos de Central, en Lima (Perú), y de Mugaritz, en San Sebastián, que ha subido dos puestos frente a la novena posición que consiguió en la pasada edición.

Este año la organización ha puesto en marcha un nuevo sistema de votación para impedir que los restaurantes que ya ocuparon el número uno vuelvan a serlo una y otra vez. Los ya galardonados no han sido elegibles ni aparecerán en la lista general pero sí forman parte de una especie de Hall of Fame, una nueva categoría denominada The Best of the Best (Lo mejor de los mejores). Y además de asistir a las galas de entrega de premios esos magníficos (casualmente son siete) participarán en cuantas charlas o eventos quiera realizar con ellos 50Best.

Con este cambio propuesto por la organización de 50 Best no se produce la repetición de nombres como Ferran Adrià o René Redzepi, cuyos restaurantes elBulli y Noma lograron estar cinco y cuatro veces en la cima respectivamente. Lo mismo ocurre con La Osteria Francescana de Massimo Bottura, actual número uno, que ha sido dos veces.

El restaurante catalán Celler de Can Roca ha sido asimismo dos veces líder mundial y los hermanos Joan, Josep y Jordi Roca manifestaron en las redes sociales su postura a favor del cambio: “Es hora de que las nuevas generaciones puedan vivir este sueño que nosotros hemos tenido la suerte de vivir. Nunca lo olvidaremos”. El italiano Bottura también celebró el hecho de “formar parte con un nuevo papel en la familia 50 Best, una comunidad de chefs que comparten la misma pasión”. Y añade: “Ese honor que hemos vivido pertenece ahora a una nueva generación de talentos, que impacten positivamente en el mundo con su trabajo”.

“Hay restaurantes que realizan un trabajo extraordinario y que ahora tendrán más oportunidades de reconocimiento, ya que desaparecerá el tapón de los chefs instalados en la élite”, aseguró la periodista gastronómica Cristina Jolonch, directora del jurado de 50 Best para España y Portugal.

El hecho de las repeticiones de restaurantes en la cima, muy criticado en el sector, llega a su fin en la lista global. Los promotores de The World’s 50 Best apuestan ahora por la rotación de locales. Pero el director de estos Oscar culinarios, William Drew, no ha precisado si la situación de los restaurantes que hacen doblete (o más) en el número uno de las ediciones regionales de América Latina y Asia dejará también de existir allí.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: