Con el protagonismo puesto en los ojos, el maquillaje gana audacia y expresividad. Purpurinas, sombras metalizadas y colores ácidos son las apuestas para conseguir un golpe de efecto.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: