Las olas han entregado a Australia miles de mascarillas poco antes de que llegarán a buen puerto. Un buque carguero procedente de China perdió por la mala mar 40 de los contenedores que transportaba. Parte de su carga, suministros médicos, electrodomésticos y materiales de construcción, ha terminado en las playas del país. El barco APL England con bandera de Singapur, las perdió el pasado domingo cuando maniobraba para dirigirse al puerto de destino, Melbourne, pero las malas condiciones meteorológicas lo obligaron a poner rumbo a Brisbane.

La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA en sus siglas en inglés) recibió noticias de que había mascarillas en varias playas al norte de Sídney, recoge The Guardian, y las relacionaron con la pérdida de los contenedores del barco. Este miércoles, las autoridades estaban esperando confirmar si el buque podría alcanzar de manera segura el puerto de Brisbane. 

Zonas amplias de las playas afectadas han aparecido cubiertas por las mascarillas. «Cuando llegué [a la playa de Coogee, en Sídney], la playa parecía un basurero. Todo el lado izquierdo estaba cubierto de mascarillas y de paquetes enteros envueltos en plástico que no se habían abierto», apunta Aliy Pott, una residente de la zona. «Traje algunos guantes extra y dos personas vinieron y me ayudaron. Llenamos varias bolsas de basura», ha señalado. Grupos de voluntarios se han presentado en la costa para ayudar con las tareas de limpieza.

En una inspección a bordo, la AMSA detectó que, además de los 40 contenedores que cayeron al mar, otros 74 sufrieron daños y cayeron a la cubierta del barco. Una vez se traslade el buque a puerto, la autoridad comenzará una investigación para determinar si la carga estaba bien apilada y asegurada, y también si el accidente conlleva alguna vulneración de las normas de protección del medioambiente.   




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: