Marea amarilla en Madrid. El soberanismo catalán y partidarios del derecho de autodeterminación de todo el Estado han teñido el centro de la capital española con una masiva manifestación que ha congregado a miles de personas a lo largo del kilómetro y medio de paseo del Prado entre Atocha y Cibeles.

Tras el lema ‘La autodeterminación no es delito. Democracia es decidir’ se han dado la mano medio centenar de entidades y partidos. Principalmente de Catalunya, liderados por la Assamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural –organizadores de la marcha–, pero también del resto de España. Entre ellos, formaciones políticas como EH Bildu o el Bloque Nacionalista Galego (BNG), así como asociaciones como Madrileños por el Derecho a Decidir, Izquierda Castellana, Gure Esku Dago, Altsasu Gurasoak o el Sindicato Andaluz de Trabajadores, entre otras. Unas entidades que han sido las protagonistas de la marcha, al sostener la pancarta de la cabecera de la manifestación –con los políticos detrás.






Manifestación de Madrid

Baile de cifras de asistencia: 18.000 personas, según la delegación del Gobierno; 120.000, según la organización

Dentro del baile de cifras de toda manifestación, la delegación del Gobierno en Madrid ha comunicado que se han citado 18.000 personas en la marcha de Madrid. Minutos antes, la organización había asegurado que eran 120.000 manifestantes.

Los 18.000 movilizados que recoge la delegación del Gobierno, con datos de la Policía, se sitúan numéricamente lejos de otras recientes movilizaciones como la que tuvo lugar hace justo un mes en Barcelona –que congregó a 200.000 personas, según la Guàrdia Urbana. La otra gran marcha soberanista fuera de Catalunya, la que se desarrolló en Bruselas, con 45.000 personas, con el cálculo de la policía bruselense.

La plaza Cibeles,al término de la concentración
(Dani Duch)







Manifestación

Representación de toda la geografía española

De hecho, entre los más de 500 autocares que se han desplazado hacia Madrid no sólo había grupos de catalanes, sino que una cuarentena han llegado desde otros puntos de la geografía española como el País Vasco, Galicia, la Comunidad Valenciana y Andalucía. Desde la organización –que había previsto 50.000 personas–, han apuntado que la mitad de ellos han viajado en autocar. Además, Renfe ha registrado un aumento del 25% de usuarios en los viajes en AVE desde Barcelona a Madrid y se han fletado nueve vuelos directos que han llegado a sufrir overbooking.

“Libertad presos políticos” y “¡No pasarán!” han sido las consignas más repetida por los congregados en un mar de estelades que en esta ocasión ha compartido protagonismo con las banderas de la Segunda República Española. El epílogo de la marcha lo han puesto las letras de L’Estaca, de Lluís Llach, cantada a viva voz por los miles de presentes.

Una gran bandera republicana española junto a decenas de estelades
Una gran bandera republicana española junto a decenas de estelades
(Oscar Del Pozo / AFP)






El Govern catalán ha querido evidenciar su total apoyo a la movilización y ha desplazado a Madrid una nutrida representación del Executiu capitaneada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Junto a él, también han acudido a la concentración la portavoz del Govern y consellera de Presidència, Elsa Artadi; la consellera de Cultura y número dos de JxCat a las generales, Laura Borràs; el conseller de Territori, Damià Calvet; el conseller de Treball, Chakir el Homrani; la consellera de Agricultura, Teresa Jordà; la consellera de Salut, Alba Vergés; el conseller de Polítiques Digitals, Jordi Puigneró. También han hecho acto de presencia el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el expresidente de la Generalitat Artur Mas.

Estelades, banderas republicanas y lazos amarillos, en la marcha de Madrid
Estelades, banderas republicanas y lazos amarillos, en la marcha de Madrid
(Oscar Del Pozo / AFP)


Desde Madrid

No pararemos hasta que el derecho de autodeterminación sea reconocido”



Minutos antes de que arrancara la marcha, Quim Torra ha atendido a los medios de comunicación para enfatizar que el soberanismo seguirá defendiendo el derecho a decidir: “No pararemos hasta que el derecho de autodeterminación sea reconocido, ni tampoco nos pararán”. De este modo, el presidente catalán ha instado a las instituciones del Estado a mirarse en el espejo y estudiar para ver en qué ha fallado “para que tanta gente esté apelando al derecho a la autodeterminación”. “Escucha, España, este clamor de libertad”, ha concluido Torra.





En un sentido similar, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha hecho un llamamiento “al conjunto de demócratas del Estado” para defender “los derechos fundamentales”. “El derecho de autodeterminación no es ningún delito, el único modo de solucionar el conflicto político con el Estado es pasando por las urnas con un nuevo referéndum”.

Quim Torra, Elsa Artadi y Artur Mas, en la manifestación
Quim Torra, Elsa Artadi y Artur Mas, en la manifestación
(J.j GuillÉn / EFE)

Ya desde el escenario de Cibeles, la periodista Patricia López ha defendido el carácter “pacífico y democrático” que siempre ha demostrado el soberanismo catalán. En este sentido ha reivindicado el 1-O, “cuando Catalunya dejó de ser súbdito para ser sujeto” y ha cerrado su intervención recordando que “la autodeterminación no es delito”.

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, se ha sumado a continuación para subrayar que “el juicio del 1-O es una vergüenza contra la democracia, la autodeterminación es una herramienta de paz para resolver conflictos”. “Nuestra república no va contra nadie, somos un dique humano contra el fascismo”, ha vociferado el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, bajo fuertes gritos de “¡No pasarán!”.





La Cibeles, rodeada de manifestantes
La Cibeles, rodeada de manifestantes
(Oscar Del Pozo / AFP)

La política municipal también se ha movilizado y, según la Associació de Municipis per la Independència (AMI) han informado que han asistido a la concentración más de 150 alcaldes para apoyar el derecho a decidir.

En el plano de los partidos, han viajado al centro de Madrid nombres como Toni Morral y Gemma Geis (JxCat-Crida), David Bonvehí y Míriam Nogueras (PDECat), Gabriel Rufián, Marta Vilalta, Ernest Maragall y Diana Riba (ERC), Carles Riera (CUP) o Gerardo Pisarello (comunes).

Varios manifestantes camino a la concentración pasan junto a una escultura de Jaume Plensa
Varios manifestantes camino a la concentración pasan junto a una escultura de Jaume Plensa
(Emilio Morenatti / AP)


Comunicado de la Moncloa

El Gobierno defiende su política ante la crisis territorial: “Siempre se ha mantenido una voluntad sincera de solucionar el problema en Catañunya”






La respuesta de la Moncloa ha llegado al término de la marcha, cuando a través de un comunicado ha defendido la política del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante la crisis catalana. “Dentro de la Constitución, todo; fuera de ella, nada”, reza el texto del Ejecutivo central, en un mensaje en el que se subraya que “el Gobierno siempre ha mantenido una voluntad sincera de solucionar el problema en Catalunya, ofreciendo diálogo para garantizar la convivencia entre catalanes y el resto de españoles”.

Horas antes de la manifestación, la Policía Nacional ha detenido al secretario nacional de la ANC Jordi Alemany cuando éste se ha enfrentado a participantes de una contramanifestación a favor de la unidad de España. Al ser identificado, los agentes han comprobado que sobre el miembro de la Assemblea pesaba una orden de arresto estatal tras no presentarse la semana pasada a una citación en los juzgados de Girona, acusado de presuntos delitos de ultraje a la bandera y desórdenes públicos ante la sede de la delegación de la Generalitat en la ciudad gerundense durante el primer aniversario del 1-O.


¿Los líderes del Procés son presos políticos?




Total votos: 0




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: