El actor Miguel Herrán, conocido por interpretar a Río en la exitosa serie La Casa de Papel, ha publicado un vídeo en su cuenta de Instagram en el que parece cuestionar la autenticidad de esta red social. En el vídeo, de apenas 30 segundos de duración y que ha tenido más de 2,7 millones de reproducciones, Herrán aparece con los ojos inundados en lágrimas y sin decir una palabra. El post, que se ha vuelto viral, fue publicado el pasado sábado con el siguiente mensaje: «Podría subir mil fotos chulísimas que he ido recopilando para alimentar esta máquina de mentir que es Instagram. Podría inflar mi ego y llenar mi vacío con likes.. pero hoy no! Hoy he decidido regalaros una parte sincera de mí.. no voy a entrar en detalle de que es lo que me pasa, porque ni yo mismo lo sé. Pero esto de aquí soy yo. Sin filtros, sin edulcorante y sin mentiras».

Unas palabras con las que el actor, de 23 años, critica el mundo de las redes sociales y ha preocupado a sus seguidores, muchos de ellos amigos y compañeros de profesión. Entre ellos, Esther Acebo, quien interpreta a Mónica en la serie de Netflix, escribió un comentario mostrando su apoyo: «Te quiero pequeño». «Me gustaría abrazarte fuerte», es el mensaje de ánimo que ha dejado Paco Tous, Moscú en la ficción, mientras que Álvaro Morte, el Profesor, envía un abrazo al joven, a quien es normal ver con una amplia sonrisa. 

Se desconoce los motivos que han llevado a Herrán a mostrarse de esta manera, y aunque algunos seguidores apuntan a que podría tratarse de una especie de promoción por el estreno de la tercera temporada de La Casa de Papel (prevista para el 19 de julio en Netflix), esta actitud recuerda a la que han tenido otros famosos que se han visto superados por las exigencias de las redes sociales.

Entre ellos destaca Selena Gómez, que el 24 de septiembre del pasado año publicó un mensaje en este sentido. “Por muy agradecida por la voz que las redes sociales nos brindan a cada uno de nosotros, estoy igualmente agradecida por poder dar un paso atrás y vivir mi vida presente […] Solo recuerda, los comentarios negativos pueden herir los sentimientos de cualquiera”, escribió la artista que cuenta con 153 millones de seguidores.

En otro post, la cantante y actriz hacía referencia a los ataques que había recibido por las redes tras el compromiso de su exnovio Justin Bieber con la modelo Hailey Baldwin. Durante un encuentro con sus seguidores en Instagram Live, la artista admitió que la depresión fue gran parte de su vida en los últimos cinco años. «Antes de cumplir 26 años, pasé por un periodo en el que estuve en piloto automático durante cinco años, pasando por las emociones, tratando de descubrir quien soy y haciendo lo mejor que podía. Pero al hacerlo, la gente me destrozaba», declaró. 

Este año, el cantante colombiano Maluma también sufrió una polémica a raíz de un vídeo publicado en esta red social que enfadó a muchos internautas y provocó que el intérprete de Felices los 4 acabase cerrando su cuenta donde acumulaba 42,4 millones de seguidores. Todo comenzó con una imagen del artista donde se le veía abrazando y besando a una cría de león. Unas tiernas imágenes que causaron un gran revuelo entre muchos de sus seguidores que, pensando que se trataba de su nueva mascota, le acusaron de maltrato animal y le atacaron por sacar a un león de su hábitat natural. El animal no era suyo, sino que había sido rescatado por una fundación en México y el cantante, sorprendido por las respuestas negativas, acabó llamando «estúpidos» e «ignorantes» a sus detractores. 

Ni siquiera Julia Roberts se ha librado de las presiones y las críticas destructivas de esta red social. La actriz subió una fotografía junto a su sobrina, la también actriz Emma Roberts, que cuenta con 10 millones de seguidores más que ella, jugando a las cartas. Tras la publicación, cientos de personas ridiculizaron el aspecto de Roberts, lo que afectó mucho a la protagonista de Pretty Woman. «El gran número de personas que sintieron la necesidad de hablar sobre mi terrible aspecto en la foto, que si no estoy envejeciendo bien, que si parezco un hombre, que cómo permito publicar una foto donde salgo tan mal, estoy sorprendida de cómo me han hecho sentir», lamentó la actriz en una entrevista a la revista Harper’s Bazaar. «Soy una mujer de 50 años y sé quién soy, pero hirieron mis sentimientos y me entristeció que no vieran la dulzura y la felicidad de la fotografía», añadió.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: