Miguel Bosé ha acudido este fin de semana al estreno del nuevo de filme de Godzilla escoltado por los mejores acompañantes posibles: sus dos hijos, Tadeo y Diego. Esta ha sido la primera aparición pública de los pequeños, que además han posado junto a su padre en el photocall que ha tenido lugar en Los Ángeles.








Él propio padre orgulloso ha sido el encargado de publicar la foto familiar de su paso por la alfombra roja del Teatro Chino de Hollywood, lugar al que han acudido luciendo el mismo conjunto los tres: Camisa blanca y corbata y americana negras conjuntadas con una falda plisada negra hasta los tobillos. Además, han completado el estilismo con unas deportivas del mismo color y unas gafas de sol.

Este posado llega después de muchos años de ser celoso con la intimidad de los pequeños. Aunque en el pasado Bosé ha publicado fotos de los niños junto a los dos hijos de su expareja Nacho Palau, siempre habían sido instantáneas naturales en situaciones cotidianas, nunca en actos públicos como este estreno por el que han pasado gran cantidad de estrellas.




Después de terminar su relación de casi 27 años con el escultor, el cantante sólo ha compartido imágenes de sus dos hijos, a pesar de haber criado también a los hijos de su expareja, Ivo y Telmo, desde que nacieron por vientre de alquiler. Ahora, los hijos de Bosé viven con él y los de Palau residen en España con su padre, que reclamó en los tribunales que se le reconociera el derecho a mantener relación una paternofilial con Diego y Tadeo como antes de la separación.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: