Internacional

México rememora el terremoto del 19-S un año después | Internacional


Ciudad de México recordó este miércoles a las víctimas del terremoto. Se cumplía un año del devastador movimiento de tierra que dejó 230 muertos solo en la capital. Se cumplían, también, 33 años de otro seísmo devastador, el de 1985, que acabó con miles de vidas en la ciudad. La bandera nacional ondeó a media asta en el zócalo, en recuerdo de los que se fueron. El presidente, Enrique Peña Nieto, encabezó el izado de bandera, justo a las 7.19, hora del terremoto del 85.

Desde la mañana, damnificados del sismo pararon, marcharon, se manifestaron en diferentes puntos de la urbe. A las 10.00, inquilinos de las torres Pestalozzi, golpeadas por el temblor, cortaron el Viaducto, una importante avenida que cruza de este a oeste la capital. Querían llamar la atención sobre “la falta de transparencia” del destino de los donativos recibidos por el Gobierno en los últimos meses. También pidieron “agilidad” en la reconstrucción.

Es uno de los temas de estas semanas, el horror burocrático que sufren las familias que perdieron sus casas para acceder a los fondos de reforma y reconstrucción. La ambigüedad del Gobierno local frente a las peticiones de apoyo. La poca claridad acerca de quién es susceptible de recibir ayuda y quién no.

A las 12.00, otro contingente de damnificados se juntó en el sur de la ciudad, en el complejo de edificios Tlalpan, núcleo de la organización vecinal que negocia el reparto de fondos con el Ejecutivo local. Primero acudieron a misa, luego armaron una cadena humana alrededor del complejo, y ya por la tarde marcharon al centro de la ciudad con damnificados de otros barrios.

Justo un año después del temblor, a las 13.14.40, media ciudad paró. Vecinos de muchos barrios guardaron un minuto de silencio. A las 13.16, los altavoces de la alerta antisísmica, repartidos por miles de esquinas, reprodujeron el sonido que ha intranquilizado a sus habitantes. Fue un enorme simulacro que no ha acabado de gustar: ¿Por qué justo este día? ¿Por qué a esta hora?

Las autoridades de Ciudad de México simularon 16 distintos accidentes ocasionados por un supuesto sismo de magnitud 7,2. En un hospital pediátrico, en el nororiente de la capital, ensayaron una evacuación total por un supuesto colapso de una antena de radio. En la torre del banco BBVA-Bancomer se pusieron a prueba durante un corto circuito en el piso 42 de los 50.

“México es un país de temblores, entonces revivir el desastre es doble daño. ¿Qué se prevé? Mejor que prevengan construir edificios altos”, comenta Luz García, quien está sentada en la explanada del Palacio de Bellas Artes, la máxima sede cultural de la capital. Allí los responsables de Protección Civil, cuerpos de brigadistas y grupos de jóvenes, marcados con una equis en las manos, escenificaron la atención de víctimas. Tras el zumbido de la alerta, algunos de los jóvenes voluntarios se dejaban caer en el suelo. “¡Herido, necesitamos ayuda!”, gritaba un hombre. Poco a poco, los trabajadores de oficinas y negocios salieron a la calle. Las sirenas de las ambulancias y patrullas rompían el silencio con el que se quería homenajear a las víctimas. 

“Se crea mucha ansiedad. Los niños crecen espantados”, opina Angélica Flores. “Es útil este simulacro, pero la gente no le da la importancia. Claro que se espantan cuando suena la alerta, así sea un sismo leve. Necesitamos este tipo de ejercicios”, dice Gloria Estefanía, una de las voluntarias.

En el resto del país, el primer aniversario de los sismos -antes del 19 de septiembre de 2017, hubo otro el 7, que afectó a Oaxaca y Chiapas-, ha llegado a los medios en forma de reclamo. Con pocas excepciones, la reconstrucción avanza lentamente, caso, por ejemplo, del municipio de Jojutla, en el Estado de Morelos, parcialmente destruido. Reclamo por las sospechas de corrupción que envuelven la repartición de los fondos estatales para la reconstrucción. Reclamo, también, porque los fondos repartidos apenas sirven para armar viviendas menores, de peor calidad, que las que se cayeron. Incluso el ombudsman mexicano ha criticado la descoordinación y opacidad de los distintos niveles de gobierno en estos meses.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment