Portada

Messi y Pelé, dos cracks unidos por una imagen

consultor seo


Sucedió el 21 de junio de 1970, en el Estadio Azteca de México. Se disputó una de las finales del Campeonato del Mundo más espectaculares de todos los tiempos, en la que Brasil se impuso a Italia por cuatro goles a uno. Pelé, el mítico futbolista brasileño, propició la imagen más recordada de aquel Mundial, cuando celebró la victoria encaramándose en su compañero Jairzinho, levantando el puño derecho al cielo, con una sonrisa de satisfacción indescriptible mientras pasaba el otro brazo alrededor del cuello del número 7 brasileño. Una fotografía mil veces vista.

En Sevilla, en la victoria del Barcelona por 2-4, como si quisiera repetir la imagen, Leo Messi fue el protagonista de una fotografía prácticamente calcada. Casi 50 años más tarde, el astro argentino celebró uno de sus goles subiéndose en Dembélé y repitiendo todos los gestos: puño derecho al cielo, brazo izquierdo rodeando el cuello de su compañero, sonrisa de euforia al viento. Sólo cambia el dorsal del apoyo del crack. Si en México era el 7 de Jairzinho, esta vez fue el 11 de Dembélé.






Pelé se abrazó a Jairzinho en 1970, Messi lo hizo con Dembélé en 2019

La similitud de las dos fotografías es sorprendente y la calidad futbolística de los dos grandes protagonistas aún da más realce a la comparación. Pelé fue, en su momento, el mejor futbolista del planeta. Leo Messi lo es ahora sin discusión. Lo volvió a demostrar en Sevilla. Aunque los dos partidos no pueden compararse por importancia, el compromiso, la felicidad y la euforia de dos de los más grandes jugadores de todos los tiempos es exactamente la misma. En México en 1970, en la Liga española en 2019.




Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment