Empresas

Merchandising, un valor seguro

llaveros publicitarios

Aumentar las ventas por impulso en tu punto de venta y estimular la afluencia de público a tu establecimiento es uno de los objetivos primordiales del merchandising. Lo primero que debemos de tener en cuenta es la propia exhibición del producto: Debemos resaltar la marca, destacar las ventajas del mismo producto, otorgarles unos lugares de exhibición privilegiados, y de paso saber ofrecer un mensaje publicitario en medios de comunicación, aunque ya conocemos que los elevados presupuestos asociados a la comunicación hacen que cada vez sean más las empresas que destinen parte de su presupuesto a otros medios de menor coste como promociones o comunicación en el punto de venta.

Cuando hablamos de exhibición de productos queremos decir que se trata de ubicarlos de la manera más atractiva y llamativa posible para el consumidor. Debemos ubicar los productos estratégicamente para lograr una buena disposición de los espacios para comodidad de búsqueda y de tránsito para los consumidores. Al mismo tiempo, también debemos hacer que la cantidad de productos expuestos sea la adecuada (Destacar los productos que más se venden, los nuevos artículos o aquellas suculentas ofertas…)

La decoración final del local también resulta fundamental, ya que estamos hablando de la primera sensación que tendrá el cliente al entrar en la tienda. Debemos saber combinar bien la  iluminación, los carteles y los elementos decorativos expuestos en el negocio. Además, debemos aplicar una perfecta combinación de colores del negocio. Todo, con tal de estimular los sentidos del cliente para que de primeras podamos invitarle a entrar al comercio para posteriormente incitarle a la compra y a la repetición de la compra.

Merchandising valor seguro

Por eso también es tan importante escoger bien la comunicación para el punto de venta. a través de promociones, estrategias de venta (degustaciones, exhibiciones del funcionamiento de los productos…) y regalos

Esto (los regalos) suelen dar un buen resultado a medio y largo plazo, puesto que además de funcionar como regalo, actúa como publicidad en la mente del consumidor, pues la persona que recibe el regalo podrá ver tu marca día tras día. Y no sólo él, sino todos aquellos que vean el producto que le has opfrecido…

Lo más apropiado es ofrecer regalos que sepas que la persona va a usar habitualmente. Estos artículos pueden ser lapicero, libretas, plumas, bolígrafos, camisetas, gorros,  llaveros publicitarios, mecheros, baterías externas, memorias USB, tazas publicitarias… y todo lo que te puedas imaginar

Otra gran ventaja es que que el precio de este tipo de productos es relativamente asequible, por lo que la inversión que haces en publicidad si lo comparamos con la de otros medios es muy baja

Comentar

Click here to post a comment