Inmaculada Guerrero, una madre que vive una odisea cada vez que realizaba la compra con su hija Mariquilla en el Mercadona del polígono Las Salinas, en El Puerto de Santa María (Cádiz), ha conseguido que el supermercado adapte un carro para niños con movilidad reducida.

La pequeña de 10 años, con discapacidad intelectual y movilidad reducida, acompañaba siempre a su madre a este supermercado, pero para ella no era una tarea fácil porque se cansaba y se distraía con los productos que encontraba a su paso, según publica el Diario de Cádiz.

Inmaculada pensó que la solución sería tener un carro especial para ella con el que poder trasladarla por el establecimiento con normalidad. En ese momento comenzó un largo proceso de peticiones a la central de Mercadona para que adaptaran un carro para niños con movilidad reducida.






Para mi hija la compra supone hasta un proceso de aprendizaje porque le vas enseñando cómo se llama cada producto”


“Llegué a pedirles a los trabajadores del supermercado que me partieran uno y que yo le ponía un cojín. En el teléfono de atención al cliente me atendieron maravillosamente y me abrieron un expediente, hasta que hace unos días me llamaron del Mercadona de Las Salinas para decirme que ya había llegado y que lo guardarían hasta que yo lo solicitara”. Desde entonces, según el medio local, la vida de Inmaculada y Mariquilla ha cambiado, y con ella, la de muchas personas con discapacidad motora que no pueden realizar con normalidad una actividad diaria como es la compra.

“Pasar por la caja y pagar era una aventura para mí.Este simple gesto de adaptar un carro ha supuesto un descanso total, no me lo creía”, explica esta madre portuense. “Haces partícipe a tu hija de algo tan común como es la compra, pero para ella supone hasta un proceso de aprendizaje porque le vas enseñando cómo se llama cada producto”. “Estoy muy orgullosa de lo que he conseguido, por la ayuda que supone para muchas familias que ni siquiera sabíamos que un carro así era una necesidad. He recibido muchos mensajes de felicitación y de apoyo”, finaliza Inmaculada.










Estoy muy orgullosa de lo que he conseguido, por la ayuda que supone para muchas familias que ni siquiera sabíamos que un carro así era una necesidad”










Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: