Moda

Menú con estrellas Michelin para ir de pícnic | Estilo


Dos chefs con dos estrellas Michelin en sus restaurantes —Jesús Sánchez, del cántabro Cenador de Amós, y la catalana Fina Puigdevall, de Les Cols han convertido su gastronomía de alta gama en un formato de pícnic al aire libre para todos los públicos. Sánchez cocina y distribuye este verano el Pícnic de Amós desde su restaurante El Muelle en el Centro Botín de Arte y Cultura. Puigdevall y su equipo recrean desde la cocina de Les Cols platos “de las reuniones informales de amigos” para disfrutar cuando hace buen tiempo.

Uno es para llevar donde se quiera, los prados o las playas santanderinas. El otro es para degustar en un prado junto al río Fluvià en Olot (Girona). En ambos casos hay un escenario de interés arquitectónico obra de dos premios Pritzker: el singular edificio de Renzo Piano que saluda a la bahía de Santander y unos audaces pabellones de recreo fundidos con el paisaje de la volcánica Garrotxa diseñados por los arquitectos RCR.

“La felicidad es más grande si se comparte”, dice Jesús Sánchez, y sus cajas de pícnic (con el hashtag #santanderespinic en las redes sociales), disponibles hasta el 15 de septiembre, se extenderán progresivamente por otros puntos de Cantabria. Los menús se reservan en la web del restaurante Cenador de Amós y se recogen al día siguiente (a partir de las 11.00) en Muelle.

Gyozas de carne con salsa hoisin y alga wakame del chef Jesús Sánchez.

Hay tres opciones, para dos personas, a un precio de 23 euros. Menú Viajero: con aperitivos para compartir como Las patatas de Santander y Aguacate en crema de cebolla con jalapeños; dos unidades de platos individuales, Focaccia de pato con alioli negro y lombarda krunch y Gyozas de carne con salsa hoisin y alga wakame; de postre, Tarta de queso de Amós y un dulce sorpresa. El Menú Mixto incluye las patatas Santander y quiche de puerros, cebolla, calabacín y tomate asado; como platos individuales, tortilla de Amós con salsa de bravas de El Muelle, las gyozas y la focaccia; de postre, brownie de chocolate y tarta de zanahoria o tarta de queso y un dulce sorpresa. El Menú Vegetariano lleva de aperitivo la quiche de puerros y una crema de garbanzos con verduras al dente; como platos personales, la tortilla de Amós y albóndigas vegetales con arroz y salsa curry; de postre, el brownie de chocolate y dulce sorpresa. Todo va en envases prácticos y la caja, al abrirla, hace de mantel.

“No es un take away al uso, porque los pícnics es algo que se planifica. Tampoco es un fast food. Está cocinado y preparado a diario con dedicación y cariño, como en el restaurante. Nuestra idea es que no se convierta en un producto de distribución a domicilio, sino que la gente salga a la calle y disfrute de una experiencia en familia, con amigos, en los parajes únicos de Cantabria”, explica Jesús Sánchez.

Menú con estrellas Michelin para ir de pícnic

Para Fina Puigdevall, también se trata de incentivar el concepto de “compartir”, de saborear a un tiempo la comida y el paisaje. Por eso Les Cols inició hace cinco años sus pícnics diarios de verano y bajo las estrellas. A diez minutos caminando desde el restaurante con huerta que lidera la chef con su marido Manel Puigvert y sus hijas, se encuentra el espacio Tossols, a la vera del río Fluvià, con praderas entre altos chopos. “Para nosotros es una apuesta muy bonita para sentir la naturaleza y comer productos de la zona. Otro tipo de lujo”, dice la cocinera sobre esta opción low cost de los seductores menús de Les Cols, cuyos ingredientes vienen del propio huerto y la granja que posee el restaurante.

Ensalada de hojas tiernas, terrina de verduras, fuet artesanal de Olot, pollo en escabeche, fruta del tiempo, agua mineral (volcánica) de Sant Aniol, vino tinto de L’Empordà y pan artesano de Elis Hostalets d’en Bas se incluye en el Pícnic Les Cols. Por encargo, cuesta 40 euros para dos personas. Y junto a la comida, dispuesta en una estilosa bolsa, se ofrecen mantas de campo.

Además del pícnic, en los pabellones de Tossols se hacen arroces “de payés” todos los jueves, en un menú a 20 euros que incluye ensalada de hojas verdes, hierbas y flores; butifarra artesana, helado de yogur ecológico, cerezas, fresas, agua, vino del Empordà y café.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment