El estadio del Deportivo Alavés, Mendizorroza, será este sábado la prueba de fuego para el gran momento del Real Madrid, que visita una cancha complicada, en la decimoquinta jornada de LaLiga Santander, en la que salió derrotado la temporada pasada con un gol en el descuento.

El crecimiento continuo del Real Madrid de Zinedine Zidane, la imagen repleta de autoridad mostrada, pese al empate final (2-2) ante el PSG, busca continuidad en la visita a Mendizorroza donde el técnico madridista realizará ajustes en su once. Alguno obligado por la ausencia del belga Eden Hazard, que ve cortado su mejor por una dura entrada que le deja fuera de combate por diez días.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: