Meghan Markle lleva una semana fuera de cuentas y este retraso en el nacimiento de su primer hijo podría romper los planes de la duquesa de Sussex de dar a luz en la tranquilidad de su nuevo hogar, Frogmore Cottage, para tener un parto lo más normal y natural posible. La ex actriz y el príncipe Harry revelaron a una fan durante un acto público que esperaban al bebé para finales del pasado mes de abril, pasada esta fecha la expectación es máxima.

Si la duquesa no se pone pronto de parto de forma natural en las próximas 48 horas, algunos médicos han advertido que es posible que Meghan tenga que dar a luz en el Hospital Frimley Park en Surrey, a 24 km de su casa, y que se le provoque el alumbramiento, según publica The Sun. El Palacio de Buckingham anunciará cuando la duquesa se ponga de parto, pero no se proporcionaran más detalles hasta horas después de que nazca el bebé, tal como explicaron los duques en el único comunicado que hicieron publico en cuanto a los planes para recibir al bebé. El secretismo en torno al embarazo ha sido la tónica general y en el redactado explicaban que querían dar la bienvenida a su hijo “en privado”.





El príncipe Harry y Meghan Markle en una imagen de archivo.
(Frank Augstein / AP)

A los 37 años, Meghan es considerada una paciente de maternidad “geriátrica” y esto aumenta su riesgo de un parto problemático. A la inducción se puede optar de siete a diez días después de salir de cuentas, aunque se puede retrasar hasta dos semanas si no se teme por la salud de la mamá y el bebé, pero la edad de Meghan apunta a que sería inducida más pronto que tarde. Fuentes cercanas a la pareja han asegurado a la prensa británica que la futura madre esta “relajada” y esperando que llegue el momento en Frogmore Cottage junto a Harry y a su madre Doria Ragland.

Durante los últimos días la pareja ha recibido varias visitas en su nuevo hogar que han podido acompañar los futuros papás en los días previos al alumbramiento. La reina Isabel II visitó la cabaña cercana al Castillo de Windsor mientras se encontraba de fin de semana en esa residencia real. El príncipe Guillermo y Kate Middleton, duques de Cambridge, también han visitado a los Sussex, pero la cita que más ha sorprendido ha sido la de la presentadora de televisión estadounidense Gayle King, una gran amiga de Meghan, que también ha acudido a Frogmore.

El comunicado de los duques de Sussex.
El comunicado de los duques de Sussex.
(Kensington Palace)









Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: