¿Qué estamos comprobando?

Un científico forense de la policía de Buenos Aires y un cabo del ejército argentino murieron a causa de una reacción adversa tras ser inmunizados con la vacuna rusa Sputnik V.

conclusión

Ninguno de los funcionarios murió por la aplicación del Sputnik V, aunque el médico forense se ofreció voluntario para probar una vacuna china, según fuentes cercanas a la familia.

La información que circula en las redes sociales no es veraz y garantiza que Gerardo Glucksmann, médico forense de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, y María Daniela DomínguezMuere primer cabo del ejército argentino tras recibir vacuna contra coronavirus ruso Sputnik V.

En el caso de Glucksmann, un mensaje de facebook -que ya se ha compartido más de 350 veces- afirma que su muerte fue registrada por las autoridades el 31 de diciembre «.después de recibir la vacuna rusa«, Lo que provocó un»infarto agudo de miocardio e insuficiencia orgánica múltiple«.

«Su hermano, ANDRÉS GLUCKSMANN, informó que el día antes de su muerte (30/12/2020) se había vacunado voluntariamente con Sputnik V y solicitó que sus compañeros no fueran vacunados«Continúe el mensaje, que luego revela que»dentro de la policía federal, llaman a no vacunarse«.

Esta misma información también está circulando ampliamente en Twitter (aquí y aquí, por ejemplo), donde los usuarios han pedido confirmación de estos hechos a la luz de la campaña de vacunación masiva que comenzó la semana pasada en varias provincias del país sudamericano.

Otro mensaje de facebook También asegura que la misma vacuna rusa provocó la muerte de Domínguez, el primer cabo de 24 años del ejército argentino que trabajaba como médico de este cuerpo militar en la provincia de Neuquén (oeste).

Según la publicación, que garantiza que «la vacuna mata» y que «los medios oficiales lo ocultan«, Se dice que la mujer murió en la localidad de Zapala luego de ser vacunada».personal esencial«.

«Hoy se despertó con los síntomas mencionados y murió de un infarto. No sé si será CASUALIDAD o CAUSA de la vacuna rusa», Especifica el texto, que también circula en Twitter (aquí), acompañada de una imagen del ejército.

Ninguno recibió Sputnik V

Sin embargo, esta es una información falsa desmentida por las autoridades, quienes aseguraron que ningún funcionario había recibido la vacuna rusa contra el coronavirus al momento de su muerte.

Según han confirmado a Noticias Noa autoridades del Policía de la Ciudad de Buenos Aires, la muerte del médico legalista, erróneamente vinculado a la policía federal por información falsa, no ocurrió luego de recibir el Sputnik V.

Fuentes cercanas a la familia de Glucksmann, sin embargo, dijeron a Noticias Noa que el fallecido se ofreció voluntario para probar una vacuna, pero en este caso, una vacuna desarrollada en China aún no está aprobada para uso comercial en Argentina.

Las mismas fuentes dijeron que en el momento de su muerte por un infarto, el médico no estaba seguro de si había recibido la vacuna o un placebo, aunque aseguran que el hombre de 68 años ”.no tenía ninguna enfermedad conocida«.

Sobre Dominguez, Fuentes del Ejercito argentino consultados por Noticias Noa se limitaron a asegurar que el primer cabo «nunca vacunado«con Sputnik V o con»ninguna de sus variantes«.

Una declaración de las fuerzas militares recopilada por los medios de comunicación locales y los auditores también afirma que el primer cabo había muerto por un «taquiarritmia por insuficiencia cardíaca secundaria a tromboembolismo pulmonar«.

El Ministro de Salud de la provincia de Neuquén, Andrea Peve, ya había confirmado el pasado sábado a través de Twitter que «Respecto a los rumores que involucran a una persona fallecida, cabe señalar que no había recibido la vacuna Sputnik V«.

Por su parte, el Ministro de Salud de Argentina, Gines González García, utilizó sus redes sociales el mismo día para aclarar la situación «siguiendo información falsa aparecida (…) en los medios y redes sociales«.

«Como resultado de la aplicación, hasta el momento (2 de enero), solo se ha informado el 1% de los ESAVI (eventos que se cree que se atribuyen a la vacunación y la inmunización).«Lo cual no incluye los dos casos en cuestión», agregó el funcionario, quien reveló que al segundo día de este año ya se habían aplicado más de 30.000 dosis en todo el país.

Campaña de vacunación en Argentina

Con cierta sospecha por la falta de difusión pública de información científica sobre la vacuna rusa, Argentina comenzó a aplicar la 29 de diciembre de 2020 la primera dosis de Sputnik V, que se completará después de 21 días con el segundo componente.

La población objetivo en esta etapa son los trabajadores de la salud en las grandes áreas urbanas, los trabajadores de la salud en las unidades de cuidados intensivos cerrados y el personal de laboratorio, que manipula el virus para hacer diagnósticos.

Argentina esta comprometida 51 millones de dosis, según los contratos que el país ha firmado con AstraZeneca por 22,4 millones de dosis, con el Fondo de Inversiones de Rusia por 20 millones de Sputnik V y a través del mecanismo COVAX de la Organización Mundial de la Salud por 9 millones de dosis .

El país continúa negociando la compra de vacunas a los laboratorios Pfizer, Sinovac y Sinopharm.

Hasta el viernes pasado, el Ministerio de Salud reportó 317 eventos adversos luego de la aplicación de Sputnik V, como dolor en el lugar de la inyección, hiperemia, hinchazón.

«El 99,3% de los eventos notificados fueron leves y moderados, no requirieron hospitalización y progresaron con recuperación completa.«, dijo el gobierno en el informe.

Rechazo de información falsa sobre vacunación

Esta y otra información falsa que circula en Argentina sobre los efectos de las vacunas ha generado el rechazo de la ciudadanía y de las organizaciones sociales y médicas que luchan por frenar la propagación del coronavirus en este país.

Él Foro de Sociedades Científicas, diversas organizaciones de Sociedad civil y diferentes universidades Enviaron a Noticias Noa una declaración conjunta en la que expresan su preocupación por la masificación de mensajes que buscan engañar a la opinión pública sobre la vacunación.

«Ahora que la esperanza de una vacuna que pueda prevenir y limitar el daño del covid-19 se ha hecho realidad, todos debemos asumir el compromiso y la responsabilidad de brindar información veraz de fuentes oficiales.», Urgen las entidades.

«La adhesión colectiva a la inmunización revelará el justo reconocimiento y apoyo que merecen los trabajadores de la salud que mantienen su compromiso inquebrantable con el cuidado de la salud de la población, ya que las fake news conspiran contra tal apoyo.», Especifica el boletín firmado por 49 organizaciones en el campo médico.

«Para sumarse al enorme esfuerzo de estos trabajadores, es fundamental no difundir mensajes que no hayan sido debidamente recogidos de fuentes confiables y oficiales.”Concluyen los signatarios, que entienden Asociación Argentina de Salud Pública (AASAP), Sociedad Argentina de Infectología y la Federación Argentina de Medicina Familiar y General (FAMFyG).

Fuentes:

-Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

-Ejército Argentino.

Perfil de Twitter del Ministro de Salud de la provincia de Neuquén, Andrea Peve.

Perfil de Twitter del Ministro de Salud de Argentina, Gines González García.

-Comunicación de 2 de enero de la VI Brigada de Montaña del Ejército Argentino.

-Información sobre Noticias Noa: Argentina ha reportado 317 casos adversos en personas vacunadas con Sputnik V.



Has leído Médico policía y médico militar no murieron por vacuna rusa en Argentina | Controles Noticias Noa

A %d blogueros les gusta esto: