Tecnología

Me Voy a Operar Seguro (MVOS): la receta contra la cancelación de cirugías | Tecnología


Cada año, en España se cancelan a última hora un 4% de las intervenciones quirúrgicas programadas, lo que supone un gasto aproximado de 28 millones de euros. Al menos esa es la estimación de GeneticAI, una compañía centrada en el desarrollo de soluciones tecnológicas para el ámbito de la salud que se ha propuesto reducir esas cancelaciones, con su correspondiente ahorro económico en clínicas públicas y privadas. Para ello, esta firma madrileña de cinco empleados ha trabajado conjuntamente con dos organizaciones científicas sin ánimo de lucro que desarrollan sistemas de aprendizaje a partir de los datos recabados en incidentes de seguridad de los pacientes: SENSAR (Sistema Español de Notificación en Seguridad en Anestesia y Reanimación) y la francesa ASN (Anesthesia Safety Network).

MVOS es un conjunto de herramientas de comunicación (entre ellas, una aplicación móvil y una página web) que acompaña en todo momento al paciente

El resultado de esta colaboración es el proyecto MVOS (siglas de Me Voy a Operar Seguro), que el pasado diciembre fue seleccionado entre 117 ideas de 24 países para formar parte de la aceleradora de INNOLABS, una iniciativa para impulsar la innovación en el sector sanitario que cuenta con fondos del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea. MVOS es un conjunto de herramientas de comunicación (entre ellas, una aplicación móvil y una página web) que acompaña en todo momento al paciente que va a someterse a una operación programada, resolviéndole cualquier duda, sobre todo en los asuntos relacionados con el preoperatorio.

A partir del cuadro médico concreto del usuario, un sistema de alertas recuerda los pasos necesarios para cumplir los requerimientos de la intervención: desde el tipo de dieta y la medicación hasta si el día en cuestión debe presentarse en ayunas, pasando por otros consejos sobre hábitos saludables. Adicionalmente, la aplicación integra un sistema de “autochequeo” de los puntos más relevantes, de tal modo que esa información se comparte con el equipo médico que hará la operación (anestesistas y cirujanos), con el fin de que esté al tanto de que la persona ha seguido todas las indicaciones antes de entrar al quirófano. Según apunta Rafael Yáñez, socio y director de Tecnología de GeneticAI, gracias a ello podrán reducirse entre un 30 y un 40% las cancelaciones debidas al incumplimiento por parte del paciente de las pautas marcadas por el personal sanitario, que actualmente representan un 25% del total de anulaciones y suponen un gasto de 5,6 millones de euros.

El usuario sigue un itinerario con “información veraz” que le llega directamente y de forma personalizada

Yáñez puntualiza que MVOS no abarca otro tipo de cancelaciones, como las debidas a la recuperación previa del paciente o aquellas en las que la persona no se presenta el día señalado, pero recuerda que otro beneficio de esta solución es que minimiza las posibles complicaciones derivadas de una operación, dado que el usuario sigue un itinerario con “información veraz” que le llega directamente y de forma personalizada a través de los profesionales sanitarios. “De este modo también se logra una participación más activa de los pacientes a lo largo de todo el proceso, porque lo cierto es que hasta ahora muchas intervenciones se realizan con una escasa participación por su parte, pese a la extremada complejidad y riesgos que acarrean en algunos casos”, según el directivo.

Un piloto con más de 200 pacientes

MVOS nace de una serie de inquietudes del equipo de SENSAR, presidido por Daniel Arnal, y para su diseño se ha contado con la participación de pacientes, anestesiólogos, cirujanos y enfermeras a través de una metodología design thinking. Ahora, gracias a su inclusión en el programa INNOLABS, ha sido posible planificar un proyecto piloto en el Hospital Universitario de Guadalajara en el que participarán entre 200 y 250 pacientes desde junio hasta agosto de 2018. Tras analizar los resultados de esa experiencia, los responsables de la solución tienen previsto lanzar una versión mejorada con la idea de empezar a comercializar MVOS a partir del próximo mes de diciembre. Sus previsiones son que dentro de cuatro años la estén utilizando más de 2 millones de personas, es decir, el 40% de los pacientes sometidos anualmente a cirugía en España.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment