Sociedad

«Me declaro antianimalista y el animalismo es la lacra de la naturaleza»


Poco ha tardado la reacción de Frank Cuesta, el famoso herpetólogo y presentador de DMAX, tras la polémica suscitada por el accidente de tráfico sufrido por los elefantes del circo Gottani en la localidad de Albacete. “Me declaro antianimalista y el animalismo es la lacra de la naturaleza”.

En un vídeo de 21 minutos, el animalista más mediático analiza su postura al respecto: «El animalismo se ha convertido en algo que no es lo que era al principio. El animalismo era un movimiento pro-vida, era un movimiento pro-derechos animales, pro-convivencia. El animalismo en estos días se ha convertido en una moda de Internet, en la cual muchísima gente ha cogido esa bandera de ‘soy animalista’ y se dedica en Internet a decir mira esto mira lo otro (…) y yo soy muy bueno porque estoy contribuyendo».

Entre otras cosas, Frank hace alusión al veganismo y su concepto radical y asegura que hay asociaciones a las que si no eres vegano no puedes pertenecer: “Hay mucha gente que de repente se ha hecho vegana pensando que de esa manera están salvando el mundo (…) pero cada vez que estáis cocinando con gas o con electricidad, cada vez que estáis utilizando un teléfono móvil, cada vez que utilizáis maquillaje, cada vez que utilizáis medicinas (…) estáis abusando de los animales».

Incide Cuesta en que en todas estas experiencias se testan con animales y analiza cómo es la relación que establecen los propios animales entre sí, la naturaleza, uno de los principios básicos. «El mundo es especista. El mundo es así. El mundo es duro. Y unos animales que comen hierba, son comidos por otros animales que comen animales. Todos abusamos de los animales».

Frank Cuesta, visiblemente indignado, comenta: «el animalismo se ha convertido en un radicalismo total. El animalismo se ha convertido una fuente de paletos y paletos que lo único que saben es lo que ven en Internet. El animalismo se ha convertido en algo tan sumamente sucio tan sumamente radical, tan sumamente antihumano, que yo me declaro antianimalista».

Se declara contrario a los circos, pero apostando por una desaparición paulatina, ya que asegura que los propios animales sufrirían más los cambios. También hace referencia a la tauromaquia, otros de los puntos clave del animalismo: «A mí me encanta ver los toros. Lo que no me gusta es la tortura de los toros. Pero ver un tío que pesa 60 kilos delante de un toro de 500, qué queréis que os diga ¡es bonito! Ver a un recortador ¡es bonito! Ver a un rejoneador ¡es bonito!».




Fuente:La razón

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto