Maybach, encargada de las versiones más lujosas de Mercedes-Benz, ha elegido al SUV grande la marca de la estrella, el GLS, para mostrar cómo ha de entenderse el máximo confort y bienestar a bordo de un coche.

El Mercedes-Maybach GLS 600 4Matic, que saldrá a la venta en el segundo semestre de 2020, baja su altura al abrirse las puertas de atrás para que sus ocupantes accedan cómodamente a este todocamino de 5,20 metros de largo, 2 metros de ancho y 1,83 metros de alto.

Al mismo tiempo, se extiende de forma rápida y silenciosa un estribo iluminado para facilitar la subida y bajada a este SUV y los dos asientos laterales del banco trasero pueden convertirse en sillones de reposo. Opcionalmente se ofrecen cojines adicionales.

El tapizado y el revestimiento del tablero de instrumentos son de fina napa y el techo es panorámico y corredizo con persiana opaca.

Los asientos delanteros cuentan con función de masaje y, opcionalmente, se puede montar una consola central fija, que convierte este vehículo en un amplio modelo de cuatro plazas.

En combinación con esa consola, la marca ofrece las opciones de mesitas plegables y un frigorífico con capacidad para varias botellas de champán, que pueden beberse en copas de plata que comercializa el fabricante.

El equipo de desarrollo ha creado además un aroma propio para la ambientación activa del habitáculo del Mercedes-Maybach GLS 600 4Matic, que está propulsado por un motor de gasolina V8 de cuatro litros y 558 CV, con el que acelera de 0 a 100 km/h 4,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h.

En materia de conectividad, gracias a la tableta para la parte trasera del sistema de infoentretenimiento MBUX es posible manejar numerosas funciones de confort y de entretenimiento.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: