Más de 600 periodistas acreditados de 150 medios de comunicación cubrirán el juicio del procés que se celebrará a partir de las próximas semanas en el Tribunal Supremo. En un encuentro informal con periodistas, el presidente del alto tribunal, Carlos Lesmes, ha explicado que de todos esos medios, 50 son extranjeros, la mayoría de Alemania y Francia, aunque también de Suiza, Holanda, Estados Unidos, Rusia y China.

Según ha explicado, en la sala de vistas hay plaza para 100 personas, que se repartirán proporcionalmente entre presencia institucional, medios de comunicación, familiares y otro público en general. Además, se dispondrán de tres salas de prensa con pantallas que darán el juicio en directo para que los periodista puedan seguir la vista.






El juicio del ‘procés’

El Supremo apunta que no ha recibido ninguna petición de presencia de Torra

Lesmes ha confirmado que el Parlamento vasco ya ha solicitado su presencia institucional y se le ha concedido aunque todavía no ha llegado ninguna por parte del presidente de la Generalitat, Quim Torra. Respecto a la presencia de observadores internacionales, el presidente del alto tribunal ha explicado que su presencia dependerá de la Sala y en función del espacio que haya. No obstante, ha querido aclarar que esta figura sólo es necesaria cuando hay dudas de cierta opacidad, y desde luego en un juicio público con retransmisión en directo es muy difícil que eso ocurra.

Aunque se trata de una gran número de periodistas acreditados, Lesmes ha matizado que en el juicio que se celebró en la Audiencia Nacional por los atentados del 11-M hubo más medios acreditados. El magistrado ha comparado este juicio, en relevancia informativa, a otros como el de los mismos atentados, el caso Gürtel en la Audiencia Nacional, el caso Nóos en la Audiencia Provincial de Palma o el 9-N en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya.


Tribunal Supremo

Lesmes reitera que la publicidad y transparencia del juicio está garantizada

Aunque el presidente del alto tribunal no ha podido confirmar la fecha del inicio del juicio, otras fuentes del tribunal no descartan que pueda arrancar la semana del 11 de febrero, una vez que la Sala, que preside Manuel Marchena, dicte al auto de admisión de prueba que todavía está pendiente por resolver. En estos momentos, los magistrados están estudiando los más de 1.800 folios de escritos de defensa y 300 de las acusaciones, entre Fiscalía y Abogacía del Estado, con todas las declaraciones testificales, periciales y prueba documental que reclaman cada uno de ellos.





Lesmes ha señalado que la publicidad y transparencia que va a haber en todo el juicio, retransmitiendo en directo todas las vistas, es la mejor manera de demostrar la calidad de la Justicia y del Tribunal Supremo. El desarrollo de este juicio es importante para la imagen, la calidad de la democracia, del Estado de Derecho y la Justicia, según ha relatado el propio Lesmes, a quien le ha acompañado el vicepresidente del tribunal, Ángel Juanes.


12 acusados

El Supremo asegura la protección de la “dignidad” de los procesados

Sobre el traslado de los nueve presos, entre ellos el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, el presidente del alto tribunal ha explicado que diariamente serán llevados en furgones de la Guardia Civil hasta la Audiencia Nacional, donde permanecerán en los calabozos hasta el inicio de la sesión, en torno a las 10 de la mañana. Desde ahí irán en coches hasta el alto tribunal, en un recorrido de menos de 500 metros.

Una vez allí, permanecerán en la sala de vistas excepto en los recesos que tendrán a su disposición una sala para comer, siempre protegiendo, según Lesmes, la “dignidad” de los procesados. Por otro lado, si alguno de los 12 acusados quiere utilizar el catalán para declarar habrá a su disposición traducción simultánea.






La causa del 1-O

Un juicio previsto para unos tres meses

Respecto del tiempo que se prevé el juicio, Lesmes ha explicado que la previsión es que dure en torno a los tres meses pero es difícil hacer una estimación porque todo dependerá del número de testigos y cómo se puedan alargar.

Sobre el uso de lazos amarillos, será decisión de la Sala permitir que se lleven y quién podrá llevarlos pero una vez que esto ocurra.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: