El vuelco de tractor es la principal causa de accidentes mortales en el sector agrario. En España se producen más de 50 muertes relacionadas con el vuelco de maquinaria agrícola (cerca del 70% de los accidentes son mortales), siendo una de las principales causas de muerte en el sector agrícola y forestal, según la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA).

Por qué vuelcan tantos tractores

No obstante, el número total de accidentes mortales es más elevado que el que reflejan las cifras oficiales, ya que estas solo incluyen trabajadores por cuenta ajena dados de alta en la Seguridad Social.

Los trabajadores agrícolas tienen, por término medio, una tasa 1,7 veces mayor de accidentes de trabajo no mortales, y una tasa tres veces mayor de accidentes de trabajo mortales, según la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo.

Prevenir accidentes mortales

Hasta ahora todas la medidas estudiadas y ensayadas a nivel mundial han ido dirigidas a sistemas de “protección” (sistemas que protegen al operador del tractor cuando se produce el vuelco, como cabinas, arcos de seguridad…) y no de “prevención” (sistemas que de alguna forma se adelantan para evitar que se llegue a producir el accidente).

Las medidas de protección actúan para evitar daños a las personas cuando se producen los accidentes, pero no tienen ninguna repercusión o no sirven para evitarlos o reducirlos al máximo.

Una solución para reducir la elevada tasa de siniestralidad relacionada con el vuelco de vehículos agrícolas y forestales es la colocación de un estabilómetro, que mide los parámetros dinámicos de la maquinaria en la que se instala calculando en cada momento su estabilidad y avisando de un posible riesgo de vuelco mediante una señal sonora de frecuencia variable en función de la peligrosidad de la situación.

Este equipo de dimensiones reducidas, tiene en cuenta no sólo el ángulo, sino también las vibraciones y baches del terreno, avisando en caso de riesgo de vuelco. Por ejemplo, si el tractor está circulando despacio y pasa por una piedra pero no supone ningún riesgo, el dispositivo no pitará. Sin embargo, si circula a una velocidad más elevada por la misma piedra, avisará de la pequeña inestabilidad generada y si pasa más rápido, pitará más rápido. Avisará en todas las situaciones que provocan inestabilidad, indicando que si se supera la velocidad o el terreno es más pedregoso, se podría producir el vuelco de un tractor o de una máquina agrícola.

La alarma sonora que emite es progresiva, es decir, para un riesgo bajo pitará una vez al segundo y conforme la inestabilidad aumente, pitará cada vez más rápido hasta alcanzar el momento en el que el pitido es constante, señal de vuelco inminente. No solo mide la inclinación, sino también la dinámica y el efecto de los baches sobre el tractor, pitando cuando detecta baches pronunciados que suponen una disminución de la estabilidad, indicando que debe evitarlos o reducir la velocidad.

Asimismo, las Administraciones públicas también han ido imponiendo el uso e implantación obligatoria de los sistemas de seguridad ROPS (Rollover Protective Structure), es decir, barras antivuelco. Gracias a ello se ha conseguido que las cifras de accidentes, que antes eran muchísimo más elevadas, disminuyan.

¿Cómo evitar el vuelco de un tractor?

– Conduzca despacio. Cuando aumenta la velocidad también aumenta el riesgo de volcarse.

– Opere los controles suavemente. Evite comenzar dando saltos bruscos, dar vueltas y paradas que puedan provocarle inestabilidad al tractor.

– Reduzca la velocidad cuando gire, cruce pendientes o cuando viaje en superficies desiguales o resbaladizas.

– Evite obstáculos que puedan provocar un volcado del tractor

– No sobrecargue el tractor. Revise la etiqueta que indica la capacidad o la placa con la información del límite máximo de carga. No sobrepase este límite o el tractor puede volverse inestable y volcarse.

– Cuando usted opere en una cuesta, mantenga el extremo más pesado del tractor viendo cuesta arriba.

– Cuando opere el tractor con una cubeta anexada, lleve las cargas lo más bajo posible sobre el nivel del suelo que sea permitido.

– Evite zanjas, terraplenes, hoyos y cualquier cuesta que sea muy vertical para operar el tractor con seguridad.

– Distribuya las cargas uniformemente en una cubeta anexada. Es muy posible que el tractor sufra una volcadura hacia un lado si la carga está colocada irregularmente y la cubeta se lleva muy arriba.

– Asegure las cargas inestables para que éstas no se desplacen y caigan causando una volcadura del tractor.

– Anexe los implementos solamente a la barra de enganche del tractor. Las barras de enganche están diseñadas para proveer un arrastre máximo para cargas remolcadas. Cuando usted anexe carga a cualquier otro lugar que no sea la barra de enganche, el tractor puede volcarse hacia atrás mientras está siendo operado.

– No continúe conduciendo si el tractor queda atrapado. Siempre retroceda. En caso de que no pueda retroceder con seguridad, remolque el tractor con otro vehículo.




Fuente:La razón

A %d blogueros les gusta esto: