El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) no cede un ápice frente a sus rivales, a los que va camino de tiranizar tras forzar en Phillip Island el error del también español Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1) en la última vuelta para adjudicarse la undécima victoria de la temporada con su triunfo en el Gran Premio de Australia de MotoGP.

Maverick Viñales se situó líder de la carrera en la décima vuelta y ahí aguantó hasta el inicio de la última vuelta, cuando en la misma recta de meta y por velocidad le superó como una exhalación la Repsol Honda de Márquez, pero el de Yamaha no quiso arrojar la toalla y en la bajada posterior a la curva de Lukey Heights intentó superar a su rival y los neumáticos de su moto no aguantaron el esfuerzo.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: