Salud

Mariscos e ibéricos, alimentos saludables en el menú navideño


Con cabeza y equilibrio. Son los consejos básicos que nos ofrecen los expertos en estas fechas para que los excesos en torno a las comidas navideñas no pasen factura. Teresa Serrano, del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Quirónsalud Vitoria, explica que «realmente las celebraciones de Navidad en torno a la mesa son cuatro, las cenas del 24 y el 31 de diciembre y las comidas del 25 de diciembre y el 1 de enero. Así que si durante todo el año nuestra dieta es equilibrada y la mantenemos entre estas fechas, limitando las citas en torno a la mesa a estas ocasiones, la repercusión en el peso corporal de las fiestas navideñas puede ser mínima o nula».

En este sentido, Serrano recomienda que en el menú no falten determinados alimentos y apunta un menú tipo: «Como entrantes podríamos tomar unas lonchas de embutido ibérico, un cóctel de marisco o unas endibias rellenas de gambas, atún al natural y ‘‘txaca’’ con cebollino, aceite de oliva virgen extra y vinagre balsámico de Módena; posteriormente, podríamos seguir con un caldo ligero de pescado y de segundo un carpaccio de ternera o besugo o bacalao con verduras de temporada. De postre podríamos tomar una manzana asada o una compota de manzana con canela». Por ello, se puede concluir que los ingredientes de la mesa navideña deben ser: mariscos, jamón ibérico, lomo ibérico, mejillones, verduras de temporada, bacalao, besugo y frutas; «son muy interesantes para elaborar los platos festivos, ya que son sabrosos, bajos en grasa y con un buen valor nutricional», explica Serrano.

¡OJO CON EL «DETOX»!

Llevar a cabo programas de ayuno para compensar los excesos sólo es algo «recomendable» para las personas sanas, «ya que en personas frágiles o con patologías se recomienda, de primeras, evitar los excesos. A veces es el propio organismo de pacientes con patología el que los limita para cometer excesos», apunta Serrano. Asimismo, la endocrina explica que «los zumos y batidos ‘‘detox’’ son alimentos saludables, ya que están compuestos de frutas, verduras, agua y especias. Algunas veces, eso sí, debemos tener cuidado con el azúcar que les añadimos, pues es mejor tomarlos sin dulcificar». Las frutas y verduras aportan vitaminas, minerales, micronutrientes y fibra soluble y el agua hidrata, así que son un alimento muy interesante desde el punto de vista nutricional siempre y cuando no lleven azúcares añadidos. «Es importante señalar que estos zumos y batidos no tienen ningún efecto depurativo y sus bondades se diluyen si se toman tras una comida copiosa. Como alimento único para una merienda o para sustituir a la cena el día de Navidad o el de Año Nuevo y compensar los excesos de calorías de la comida pueden ser muy interesantes, pero, eso sí, si se toma solamente el zumo ‘‘detox’’ para cenar y nada más», concluye Serrano.

CINCO CONSEJOS CLAVE

1. PLANIFICAR. Conocer antes qué se va a comer sirve para organizar lo que realmente se necesita. Se recomienda cocinar sólo las cantidades que se vayan a ingerir, no de más.

2. BUSCAR UN RETO DEPORTIVO. Más allá de decidir correr la San Silvestre, hay que elevar la actividad física entre 30 y 40 minutos al día.

3. SABER DECIR QUE NO. Aprende a decir que no a los familiares y amigos que insisten en que se tomen cosas que no le convienen a uno. Una posible respuesta es decirles: «Gracias, parece delicioso, pero no tengo hambre en estos momentos».

4. HIDRATARSE BIEN E INGERIR ALIMENTOS LIGEROS. Evitar el exceso de alcohol y de bebidas gaseosas. Además, uno puede comer, por ejemplo, una manzana antes de las celebraciones en torno a la comida para llegar con sensación de saciedad.

5. MÁS ALLÁ DE LA COMIDA. En estas fiestas hay motivos para celebrar y no siempre ha de ser alrededor de la mesa.




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment