Uncategorized

«Marina», una zarzuela con salitre


“Marina” es la apuesta del Teatro de la Zarzuela para cerrar la temporada. La ópera en tres actos de Emilio Arrieta, que se desarrolla sobre el enredo amoroso de Marina con dos marineros, regresa una vez más -es la obra más representada allí con diferencia- al emblemático edificio durante ocho funciones -del 15 al 24 de junio- de la mano de Ignacio García y Ramón Tebar, directores de escena y de música respectivamente.

“Marina” es nuestro verdadero drama popular, va más allá del típico costumbrismo. Es ”costumbrismo playero”, matérica sudorosa, con arena y salitre, llena de hermosas metáforas marineras muy simples y muy profundas a la vez. La música es maravillosa, los personajes están muy bien definidos desde ella, la partitura es exigente pero al mismo tiempo profundamente lírica y, como todas las zarzuelas que han triunfado, bebe de lo popular. La obra está llena de una sabiduría y una cultura popular formidable”, aseguró Ignacio García como respuesta al porqué de su éxito.

El que fuese director de escena de la obra en 2013, repite con una reposición matizada y rica en detalles “con un poquito más de luz” y que “deja atrás el tenebrismo”, además de no incluir los números añadidos la última vez que se representó, que supusieron una gran novedad. En esta ocasión dos son los principales atractivos: el estreno en la Zarzuela de Ramón Tebar, uno de los directores musicales más destacados del panorama actual, y la juventud del reparto.

El propio Tebar, ha declarado que para él “es un honor volver a España y a un teatro que respira historia” y se ha mostrado profundamente agradecido por la predisposición de los intérpretes por aprender. “A pesar de su juventud, es un reparto fabuloso. Ha sido una sorpresa, y vais a disfrutar y descubrir cantantes magníficos. Con un repertorio como el de ”Marina”, tan popular y lleno de tradiciones, se valora mucho cuando uno tiene unos cantantes abiertos a leer la partitura y a crear una atmósfera de respeto por el compositor”.

El director insistió además en que para él era primordial respetar la creación original de Arrieta y, a partir de ahí, adaptarla a la época actual. “Es una obra maestra, que tiene muchos más tesoros de los que están a la vista. Hay que partir del punto de vista del respeto al compositor, aunque luego obviamente los intérpretes hacen un poco el traje a su medida. Es una Marina muy fresca, no sólo por la edad de sus intérpretes, sino también porque hemos intentado quitar un poco de polvo a la partitura original”.

Los cantantes, por su parte, afirmaron “estar en un sueño”, especialmente la rumana Olena Sloia, que ha pasado de cantar zarzuela y ópera en la calle Arenal de Madrid a ser contratada para el papel de Marina. Además, Leonor Bonilla -también Marina en alternancia con Sloia- ha aprovechado la oportunidad para reivindicar el talento joven: “En este país hay muchísimos cantantes jóvenes muy preparados que simplemente necesitan una oportunidad”. La Zarzuela les ha dado la alternativa y ahora les toca a ellos aprovecharla.




Fuente: La razon

Comentar

Click here to post a comment