María Jiménez ha experimentado una ligera mejoría dentro de la gravedad, lo que permite a su familia mostrarse algo más optimista sobre su recuperación. Según ha informado Isabel, la hermana de la artista, está consciente y trata de comunicarse: Me mira y me quiere hablar, pero no puede de momento. La verdad es que nos ha dado un subidón” declaró. “Tenemos mucha gente que sigue pidiendo por ella, vamos a esperar unos días más, y ya mismo está aquí”, añadió.

María Jiménez, de 69 años, fue operada en la clínica de San Rafael de Cádiz el pasado 2 de mayo, hace casi un mes, de una obstrucción intestinal. Aunque en un principio su evolución fue favorable, posteriormente sufrió algunas complicaciones. Desde entonces la cantante está ingresada con pronóstico grave. El pasado 29 de mayo, la cantante  tuvo que ser trasladada al hospital Virgen del Rocío de Sevilla, en concreto a la Unidad de Cuidados Intensivos, donde ha quedado ingresada. El motivo fue que su estado de salud no mejora tras la operación a la que fue sometida por una obstrucción intestinal.

Nacida el 3 de febrero de 1950 en el barrio sevillano de Triana, María Jiménez vive desde hace años en la localidad gaditana de Chiclana de la Frontera (Cádiz). Desde mediados de los años setenta se convirtió en una de las figuras más destacadas de la canción y en concreto de la rumba, y también del activismo político, además de ser uno de los grandes símbolos eróticos del destape.

María Jiménez, en un evento en Sevilla el pasado mes de febrero. GETTY

Durante más de dos deácadas estuvo casada, con varios divorcios, escándalos y matrimonios de por medio, con el actor Pepe Sancho, fallecido en marzo de 2013. Ambos tuvieron un hijo, Alejandro, que estos días se ha convertido en portavoz de la familia y ha hablado de su preocupación dentro de «un proceso de muchos altibajos», pero siempre con esperanza. «La rubia sale de esta», aseguró.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: