Tomarse un respiro es conveniente y necesario de vez en cuando. Y así lo hizo Marc Clotet (Barcelona, 1980) la semana pasada cuando ejerció de anfitrión de la fiesta
Flower power
del restaurante CarpeDiem de Barcelona. Durante unas horas aparcó su agenda profesional para reforzar la filosofía que le gusta aplicarse y que confiesa haber heredado de su padre: “Hay que disfrutar cada día de la vida porque no sabemos cuanta nos queda”.

Marc Clote en la fiesta Flower Power celebrada hace unos días en Barcelona
(Mikel Trigueros / GTRES)






Marc Clotet vive una segunda etapa profesional en el mundo de la interpretación en la que ya lleva más de una década. Debutó con 13 años con el programa
Vitamina
y después realizó algunas apariciones en series como
Tocao del ala
y
Estació d’enllaç
, serie en la que una de sus protagonistas era precisamente su hermana Aina. Tras un parón en la pequeña pantalla, que no en el teatro, estudió la carrera de Dirección y Administración de Empresas para trabajar después en varios departamentos de marketing. Pero a los 27 años se dio cuenta que aquello que él consideraba un hobby era en realidad su gran pasión. “Me fuí a Nueva York a estudiar interpretación y al volver participé en series como
El cor de la ciutat, El comisario
y
Física y química
, entre otras”, recuerda.


“Hay que disfrutar cada día de la vida porque no sabemos cuánta nos queda”, es su lema

El actor, que estrenó paternidad el pasado enero, se encuentra en un momento profesional muy prolífico. Acaba de estrenar la nueva serie de TV3,


Les de l’hoquei

, rueda en la actualidad la ficción

Madres

para Telecinco y disfruta del éxito conseguido en México y Estados Unidos con la serie de Televisa

Amar sin ley

, que le obliga a vivir a caballo entre diferentes ciudades y a “no dormir más de diez noches seguidas en la misma cama”.

Con 39 años recien cumplidos, Clotet confiesa estar sorprendido de estar ya a un paso de los temidos 40. “Pero como dice mi padre, viendo las alternativas que hay a no cumplir años, es mucho mejor ir sumando”. Lo que si ha cambiado es su centro de gravedad, que ahora gira entorno a su hija Lía. “Te cambia la estructura mental y cada decisión que tomas lo haces pensando en como puede afectarla”, explica el actor que lleva seis años con su actual pareja, la también actriz Natalia Sánchez
(Los Serrano, Amar en tiempos revueltos). Convivir con alguien que se dedica también a la interpretación “sólo tiene ventajas, porque es alguien que entiende la profesión y con la que puedes ayudarte a preparar mutuamente los papeles”, comenta.






El actor, que estrenó paternidad el pasado enero, se encuentra en un momento profesional muy prolífico

El actor se muestra muy agradecido del apoyo recibido siempre por parte de su familia, en especial de Aina. “Puedo decir que gracias a ella soy actor”. Quizás por eso, Clotet no rehúye dar su opinión sobre la reciente polémica vivida entre Leticia Dolera y su hermana, que no pudo participar en la serie
Déjate llevar
tras quedarse embarazada: “Es una pena que Dolera no haya sabido aprovechar esta oportunidad de oro para hacer todavía más bandera del feminismo; Aina iba a empezar a grabar estando embarazada ni de cuatro meses y hoy en día hay muchos recursos tecnológicos para haber encontrado una solución”.


“La paternidad te cambia la estructura mental y cada decisión que tomas lo haces pensando en como puede afectar a la vida de tu hija”, explica el actor que lleva seis años con su actual pareja, la también actriz Natalia Sánchez

Si admiración siente por su hermana, no menos por su padre, el doctor Bonaventura Clotet, toda una referencia en el campo de la investigación sobre el sida. El actor suele sumarse siempre que puede a las campañas de recaudación de fondos para la cura de esta enfermedad “que en este país parece que ya no existe porque no veo ninguna campaña de sensibilización para el uso del preservativo”.





Marc Clotet y Natalia Sánchez llevan juntos seis años y fueron padres el pasado mes de enero
Marc Clotet y Natalia Sánchez llevan juntos seis años y fueron padres el pasado mes de enero
(Bruce/WCP/FAMEFLYNET PICTURES / ©GTRESONLINE)

“Es verdad que en el primer mundo se puede controlar el sida con una pastilla y que la esperanza de vida puede ser normal pero infectarse sigue siendo muy grave y el coste sanitario elevadísimo”, alerta. Por eso alerta define como vital encontrar una vacuna lo antes posible: “En España 20 personas se infectan cada día y dos millones mueren cada año en el mundo”.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: