El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo que los llamamientos para celebrar elecciones presidenciales anticipadas equivalen a un chantaje y que los países que las solicitan deben esperar hasta 2025, informó el miércoles la agencia de noticias rusa RIA Novósti.

Maduro, sin embargo, consideró hoy que “sería muy bueno” adelantar las elecciones legislativas que deben celebrarse en 2020 como forma para salir de la crisis que vive el país. “Sería muy bueno que hubiera elecciones adelantadas para el Parlamento venezolano, sería una buena forma de debate político y una solución con el voto popular”, señaló Maduro en una entrevista a la agencia rusa.






Nicolás Maduro

“Yo estaría de acuerdo en que se adelanten las elecciones de la Asamblea Nacional y eso sirva como válvula de escape a la tensión”

“Yo estaría de acuerdo en que se adelanten, a través de un decreto de la Asamblea Nacional Constituyente, las elecciones de la Asamblea Nacional y eso sirva como válvula de escape a la tensión que el golpe de Estado imperialista le ha metido a Venezuela”, sostuvo el mandatario en la entrevista.

El líder de la oposición, Juan Guaidó, quien ha sido reconocido como presidente interino de Venezuela por Estados Unidos, ha pedido elecciones presidenciales anticipadas, argumentando que Maduro se hizo con un segundo mandato de manera fraudulenta el año pasado.

Elevando el tono de su desafío a Maduro, Guaidó designó ayer embajadores en 10 países americanos, una acción que la Cámara le concedió al aprobar casi de forma inmediata los nombramientos.


¿Quién tiene derecho a gobernar Venezuela?




Total votos: 0

Guaidó presentó una comunicación ante el Parlamento, durante la sesión de este martes, en la que proponía la designación de representantes en Argentina, Estados Unidos, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Honduras, Panamá, Perú y el Grupo de Lima.





Y solo minutos después, el Legislativo aprobó por “unanimidad” estas propuestas, un signo de la unidad que mantienen las fuerzas opositoras en su nueva tentativa por desalojar a Maduro del poder, que ejerce desde 2013.

Como representante diplomático de Venezuela en Argentina fue nombrada Elisa Trota Gamos; para Estados Unidos, Carlos Vecchio; para Canadá, Orlando Viera; Guarequena Gutiérrez, para Chile; Humberto Calderón, en Colombia; María Faría, en Costa Rica; René de Sola Quintero, en Ecuador; y Claudio Sandoval, en Honduras.

También fueron designados como diplomáticos Carlos Scull para Perú y el diputado Julio Borges como representante del Estado venezolano ante el Grupo de Lima, conformado por 14 países americanos.

Dos de los nombrados, Carlos Vecchio y Julio Borges, son destacados dirigentes opositores que han impulsado la presión internacional contra el presidente, Nicolás Maduro, a quien señalan de estar “usurpando” la Presidencia, debido a que no reconocen las elecciones en las que resultó electo por considerarlas un “fraude”.

Ante esta “usurpación”, el pasado 23 de enero, días después de que comenzara el segundo mandato de Maduro, Guaidó se autoproclamó presidente encargado de Venezuela. El antichavismo afirma que Maduro “usurpa” la Presidencia, al estimar que su segundo mandato de seis años es “ilegítimo” y que por ello el Poder Ejecutivo recae en el jefe del Parlamento hasta que sean convocadas nuevas elecciones, según la interpretación que hacen de los artículos 233, 333 y 350 de la Carta Magna.





Al menos una treintena de países, entre los que se encuentran los mencionados anteriormente, siendo el último Australia, han reconocido a Guaidó como presidente interino de Venezuela.

También el martes, la Cámara anunció que investigará la actuación de los funcionarios policiales y militares que han contenido las protestas de la última semana, y alertó que quienes sean hallados culpables de violaciones a los derechos humanos serán castigados.

En un acuerdo aprobado por la mayoría antichavista de la Cámara, los diputados acordaron “instar a la Comisión de Política Interior a investigar estos hechos de represión y agresión por parte de cuerpos de seguridad” del Gobierno de Maduro. La comisión tendrá la tarea de determinar la “responsabilidad” de todos los funcionarios que actuaron de forma contraria a los derechos a la protesta que consagra la Constitución venezolana.

Asimismo señalan que esta represión habría contrariado “la indicación del presidente encargado, Juan Guaidó, de no arremeter violentamente contra los ciudadanos que se encuentren manifestando”. Según varias ONG, al menos 35 personas murieron y 350 fueron detenidas durante las protestas antigubernamentales que ocurrieron la pasada semana en todo el país.

Entre los detenidos, figuran más de 80 niños, de acuerdo a datos suministrados el lunes por las diputadas opositoras Adriana Pichardo y Delsa Solórzano, aunque hoy el Legislativo cifró en 77 estas detenciones.





En ese sentido, el Parlamento venezolano señaló tener conocimiento de “tratos inhumanos y degradantes por parte de algunos órganos de seguridad”, al tiempo que rechazó “contundentemente” estos actos. Asimismo, el Parlamento dio los primeros pasos en la discusión de una ley que aspira a regir una eventual transición y llame a elecciones “libres” en el país suramericano.

A ese respecto, el diputado Juan Pablo Guanipa dijo que la oposición aspira a nuevos comicios, pero que para ello es “fundamental” designar un nuevo ente electoral, una medida que se espera tomen los diputados en un futuro cercano.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: