El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha ordenado este jueves el cierre de los pasos fronterizos entre su país y Brasil, al tiempo que ha manifestado estar “evaluando” un decreto similar que afecte a la frontera con Colombia, donde almacenan ayudas destinadas a paliar la acuciante crisis que atraviesa Venezuela.

“He decidido (que) en el sur de Venezuela (…) a partir de las 20.00 horas (00.00 GMT) de hoy jueves 21 de febrero queda cerrada total y absolutamente, hasta nuevo aviso, la frontera terrestre con Brasil”, dijo el mandatario durante una reunión con militares en el caraqueño Fuerte Tiuna, el mayor cuartel del país.






Desde esta medianoche

La frontera terrestre quedará cerrada “totalmente”

Según declaraciones que recogen medios locales, el mandatario venezolano habría tomado esta medida como “protección” a los ciudadanos: “Más vale prevenir que lamentar. Tomé todas las medidas de aseguramiento y protección de nuestro pueblo (…) las provocaciones hay que trabajarlas por tiempo”.

No es el primer bloqueo anunciado por Maduro, que ya había cerrado la frontera del país con las islas caribeñas de Aruba, Curazao y Bonaire, después de que el gobierno de Curazao dijera que ayudaría a almacenar la ayuda destinada a Venezuela.

Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, se encuentra camino a la frontera con Colombia donde tiene previsto entregar este sábado la ayuda humanitaria enviada por varios países.


Día clave

El sábado, Guaidó ha anunciado que la ayuda humanitaria entrará en Venezuela

La localidad fronteriza de Cúcuta (Colombia) ha recibido en las últimas semanas toneladas de lotes de ayuda en forma de alimentos y medicinas para la población venezolana, sumida en una de las peores crisis de su historia. Una ayuda que Maduro se niega a aceptar hasta el punto de bloquear los posibles accesos.

Se desconoce cómo pretende Guaidó introducir la ayuda, pero la tensión en el país sigue siendo máxima. La diputada venezolana en el exilio, Gaby Arellano, ha asegurado hoy que estos cargamentos entrarán a través de tres pasos en la frontera entre Colombia y Venezuela: “Mi llamado es paisanos, hermanos míos, los espero en los puentes internacionales. Los espero en esos pasos donde nos han tenido que separar nuestras madres y nuestros hijos, en esos pasos donde hemos llorado y donde nos ha tocado salir corriendo cuando la dictadura nos persigue”, dijo Arellano en rueda de prensa en Cúcuta.





Cúcuta, capital del departamento colombiano de Norte de Santander, y la ciudad venezolana de San Cristóbal, en el estado Táchira, comparten los pasos fronterizos de los puentes internacionales Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y Tienditas.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: