La Consejería de Sanidad ha acordado este lunes con los sindicatos reconocer como “accidente laboral” la infección de profesionales sanitarios por coronavirus, y les ha anunciado que se agilizarán las pruebas de detección en función del “criterio clínico” sin esperar a la autorización de Salud Pública.

Estas son las decisiones tratadas con los sindicatos de la Mesa Sectorial de Sanidad -Satse, CCOO, Amyts, CSIT-UP y UGT-, según informan los cinco integrantes de la mesa en un comunicado conjunto pactado con el Servicio Madrileño de Salud (Sermas), ha confirmado a Efe el secretario de Sanidad de UGT, Julián Ordóñez.

Desde UGT celebran estas decisiones y destacan “la importancia de agilizar la toma de pruebas” para detectar el coronavirus, que ahora “se hará solamente por decisión clínica y sin tener que esperar por la autorización de la Dirección General de Salud Pública”.

Según Ordóñez, esto suponía “retrasar la prueba durante unas horas, lo suficiente como para generar estrés e incertidumbre en los afectados”. Ahora se decidirá “por síntomas o por haber tenido contacto” con alguien infectado.

El secretario también destaca el beneficio para los profesionales sanitarios, sobre todo para los de la sanidad privada, que supone la decisión de reconocer como «accidente laboral» el contagio del coronavirus «por exposición en el entorno de trabajo».

Así, si un profesional se contagia con el virus Sars-Cov-2 fuera del trabajo, será catalogado como “enfermedad común”, pero si la infección tiene su “causa exclusiva en la realización del trabajo”, será calificado como accidente de trabajo.

La sanidad madrileña cuenta «con más de 100.000 trabajadores entre la pública y la privada», y el hecho de que un trabajador «esté aislado en casa sin tener síntomas por haber estado en contacto supone un descalabro económico», según Ordóñez para quien este reconocimiento dependía «de una voluntad política» y que es «importante para todos».

Además, si los afectados tuvieran secuelas o complicaciones posteriores, es “fundamental la declaración de accidente laboral de cara al futuro”, continúa el sindicalista que espera que la medida “tendrá retroactividad al inicio de la crisis del coronavirus”.

Por otra parte, Sanidad ha informado a los sindicatos del inicio este lunes del seguimiento telefónico de personas en aislamiento domiciliario por parte de su centro de Atención Primaria.

En cuanto a los equipos de protección individual, que afrontan una situación de «desabastecimiento internacional y verdaderas dificultades», desde Sanidad les han comunicado a los sindicatos que «están haciendo todo lo posible».

Desde Salud Pública de Madrid han enviado un escrito al Ministerio de Sanidad solicitando «agilizar la compra centralizada a nivel europeo» y también nacional.

El sindicato médico AMYTS, por su parte, recalca «la necesidad de disponer de un teléfono de comunicación directa y exclusivo entre los facultativos con Salud Pública, Salud Laboral y SUMMA112», ya que los sanitarios tienen que utilizar el mismo teléfono 900 habilitado por la Consejería de manera general, lo que supone largas esperas para una consulta profesional.

La Consejería también informó a los sindicatos de las contrataciones, con 301 contratos de refuerzo más las renovaciones de los contratos de la gripe, pero los sindicatos destacan que la mayor escasez es la de médicos, ya que para el Summa se han agotado las bolsas de trabajo.

En la mesa sectorial de este lunes han participado los secretarios Teresa Galindo (Satse), Rosa Cuadrado (CCOO), Julián Ezquerra (AMYTS), Rosa Vicente (CSIT UNIÓN PROFESIONAL) y Julián Ordoñez (UGT). Efe




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: