Madrid pondrá en marcha mañana, lunes, una serie de medidas nuevas destinadas a intentar contener el avance del coronavirus en la región, como la limitación de diez personas en las reuniones públicas y privadas, la prohibición de los bailes en las bodas o la prohibición de público en los festejos taurinos.

Estas medidas, anunciadas por el Gobierno regional el viernes pasado, serán aplicadas tras su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) y se revisarán cada quince días para ir adaptándolas en función de la evolución de la pandemia.

Para evitar la propagación del virus, quedan limitadas a diez personas -con algunas excepciones- las reuniones en espacios públicos y privados, cuando hasta el momento la restricción solo era efectiva en espacios públicos o en la calle, pero no así en privados, donde hasta ahora sólo era recomendable.

También quedan prohibidos los bailes y la instalación de barras en las celebraciones de bodas y comuniones, donde los comensales tendrán que permanecer sentados para consumir la comida y la bebida.

Además, los aforos pasan del 75 % al 60 % en este tipo de celebraciones, en los lugares de culto y en los cementerios y tanatorios.

Los velatorios al aire libre tendrán un máximo de 50 personas, los cerrados de 25 y los entierros y crematorios un máximo de 50 asistentes.

La Comunidad de Madrid ha fijado una distancia de 1,5 metros entre las sillas correspondientes a cada una de las mesas de los establecimientos de hostelería, como bares y restaurantes, una separación que hasta ahora sólo era necesaria entre las propias mesas, y las barras de los establecimientos de restauración tendrán que limitar su capacidad a un 50 %.

Estará prohibida la asistencia de público en los festejos taurinos, que hasta ahora podían tener un aforo máximo del 75 %, y las actividades de espectáculos públicos o recreativos en recintos y espacios que no se dediquen de forma habitual a dichas actividades no se autorizarán.

También baja al 60 % el aforo permitido en locales de apuestas, casinos, hipódromos, centros recreativos, parques de atracciones o zoológicos, mientras que en las salas multiusos polivalentes se reducirá del 50 % al 40 %.

En los monumentos y museos, el máximo de visitantes de las visitas en grupo pasará de 25 a 10, y los guías turísticos tendrán que trabajar con grupos de no más de 10 personas.

El viernes, en la presentación de estas medidas, el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, afirmó que la situación de la pandemia está «estable» y «controlada» en la comunidad de Madrid, aunque precisó que «eso no quita que estemos preocupados».

El coronavirus sigue al alza desde finales de julio en la Comunidad de Madrid, donde la cifra de contagios supone el tercio de los registrados en toda España.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: