El presidente saliente argentino, Mauricio Macri, dijo adiós este sábado a sus seguidores, que llenaron la emblemática Plaza de Mayo, y los emplazó a «cuidar» el país para que no lo «roben» y defenderlo si alguien quiere «intentar abusar» de él.

«Tenemos que cuidar a nuestra querida Argentina de que no la roben, que no la maltraten, que no la estafen, que no la descuiden nunca más», afirmó Macri, a quien relevará en el poder desde el martes Alberto Fernández, que como vicepresidenta tendrá a Cristina Fernández, que fue mandataria entre 2007 y 2015 y es investigada por la Justicia por supuesta corrupción en varias causas.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: