Ni siquiera la tercera ronda preliminar de la Liga Europa, a único partido, ya es un terreno cómodo para los favoritos, clasificados por las individualidades determinantes de Darwin Machis, con un golazo; Son Heung Min o un sensacional Hakan Calhanoglu, decisivos para el pase a la última fase previa del Granada, del Tottenham y del Milan, respectivamente.

El atacante venezolano desató la clasificación del conjunto andaluz, con una perfecta parábola desde lejos que doblegó al Lokomotiva Tiflis en Los Cármenes (2-0); el internacional coreano lideró al equipo entrenado por José Mourinho, con dos asistencias y un gol en Macedonia del Norte; y el futbolista turco deslumbró en la remontada del Milan en San Siro frente al Bodo Glimt: marcó dos tantos y dio otro. Fue definitivo, aunque aún hubo algo de suspense.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: