La levantadora Lydia Valentín, tres veces medalla olímpica en halterofilia, considera que «lo justo» sería que el abanderado en los Juegos de Tokio 2020 fuese «Saúl (Craviotto) o yo», una situación que si termina siendo ella la elegida, sería  «algo histórico” ya que ninguna halterófila internacional lo ha conseguido hasta ahora.

En una entrevista con nuestro compañero en Efe Diego Alonso, Valentín reconoce que le «encantaría serlo» aunque apunta que estará «encantada con cualquier decisión del Comité Olímpico Español«. En cualquier caso, recuerda sus méritos para portar la bandera española en la inauguración de los Juegos: «A nivel femenino soy la única española que tiene tres medallas en Juegos Olímpicos diferentes».

Europeo 2020

 La levantadora española, plata en Pekín 2008, oro en Londres 20212, y bronce en Río 2016, todavía no tiene asegurado su billete para la próxima cita olímpica, aunque considera que “no tendría que tener ningún tipo de problema” en conseguirlo en los Europeos del próximo año en Moscú.

“Obviamente buscaremos podio europeo y con eso, hoy por hoy, sería suficiente para estar el Tokio”, recalca Valentín, que se encuentra inmersa en plena pretemporada con la mente puesta en realizar “una buena preparación”.

Por ello, ahora su objetivo está centrado en el Europeo y ya después en los Juegos, donde reconoce que «conseguir otro oro sería lo máximo«. Cuestión en la que recuerda que «ninguna halterófila internacional tiene cuatro medallas olímpicas, por lo que sería la primera y además española».

Con lo poco que está desarrollado el deporte de la halterofilia en España si lo comparamos con las grandes potencias como Rusia, China o Corea del Norte, sería algo histórico”, señala.

 Lydia asegura que se conformaría con “subirme al podio olímpico”, ya que «al final, personalmente, el color no importa. De verdad, entiéndeme, lo que busco es una medalla olímpica y me da igual el color” y más si la recoge tras la competición y puede volver a España con la medalla.

“Conseguir las medallas in situ es totalmente diferente para mí y para mi gente, pero son cosas que han pasado así y no se puede echar el tiempo atrás. Estoy contenta con mis medallas y lo más importante es la conciencia de cada uno y poder dormir tranquila, más que ninguna medalla en el mundo. Y eso es lo más valioso que existe”, incide la deportista castellano-leonesa.

Temporada 2019

La berciana reconoce que este 2019 se lo tomó de «manera diferente» después «dos años ganándolo todo, de mucho estrés en Río y fue el momento de tomarnos un poco más relajados los entrenamientos, de incorporar gente al equipo, porque sabía que la preparación para Tokio iba a ser muy dura».

A pesar de ser un «año relajado» siguieron llegando grandes resultados como las platas tanto en el Europeo como en el Mundial.

Respecto al futuro, tras los Juegos, Valentín no tiene nada decidido sobre su retirada y explica que tomará la decisión “en su debido momento” porque «lo más importante realmente es que cuando termine Tokio haga balance de todo mi ciclo olímpico».

«Será el momento de pensar y sobre todo de sentir cómo me encuentro tanto físicamente como mentalmente, y ahí decidiré”, añade.

practicodeporte@efe.com




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: