Luis Suárez, delantero uruguayo del Barcelona, pidió a su entrenador Quique Setién la razón por la que dejan escapar puntos lejos del Camp Nou y aseguró tras el empate a dos tantos en Balaídos frente al Celta que «para algo están los entrenadores», ya que dijo que los jugadores lo dan «todo dentro del campo».

«La sensación es negativa, perdemos dos puntos más que importantes. Si queremos seguir ahí arriba por la lucha por el título dependía de nosotros poder ganar todos los paridos y ahora hay que esperar que el Real Madrid pierda algún punto. Te queda la sensación de frustración», lamentó Luis Suárez en Movistar+.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: