Dos días después de la debacle en la Champions contra el Liverpool, el Barcelona ha recibido este jueves otra mala noticia. Luis Suárez ha decidido operarse y se perderá lo que resta de temporada por una lesión en el menisco de su rodilla derecha. Por tanto, el delantero uruguayo no estará en la final de la Copa del Rey contra el Valencia. Se prevé que esté al menos un mes de baja.

“El jugador del primer equipo Luis Suárez tiene una lesión meniscal interna de la rodilla derecha y será sometido hoy a una artroscopia por el doctor Cugat bajo la supervisión de los servicios médicos del club. Posteriormente se informará de la evolución de la intervención y del tiempo de baja aproximado”, reza el comunicado del club.






Si no hay complicaciones en la recuperación, sí estará disponible con Uruguay para la Copa América

Suárez arrastraba molestias en su rodilla desde hacía meses que ya le obligaron a perderse cinco partidos a finales de año con el Barça. Tampoco pudo jugar en aquel entonces con Uruguay en uno de los parones de selecciones. En cambio, si no hay complicaciones en la recuperación, sí estará disponible para el arranque de la Copa América del próximo 14 de junio.

La baja de Suárez abre el interrogante de quién será el referente en el ataque blaugrana en la final del Benito Villamarín. Su recambio natural sería Kevin Prince Boateng, pero parece poco probable por su poca participación desde que llegó en el pasado mercado invernal. La opción lógica sería colocar a Messi como falso nueve y dar la titularidad a Malcom si Dembélé no llega a tiempo.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: