Después de mucho buscar, el Santander ha encontrado el sustituto de Rodrigo Echenique al frente del Santander España. El elegido es Luis Isasi, de 63 años de edad, que anunció que dejaría de ser máximo responsable del banco de inversión Morgan Stanley en febrero de 2020, tras 32 años al frente. Isasi será presidente no ejecutivo de Santander España y consejero de la entidad en lugar de Guillermo de la Dehesa.

Su incorporación efectiva al consejo se producirá una vez obtenidas las aprobaciones regulatorias pertinentes y tras someterse a la junta de accionistas de 2020. El nuevo hombre fuerte de España procede de la banca de inversión, una actividad a la que no se dedica el Santander España. 

Echenique no se va del todo porque sigue como consejero del grupo. Entró en el Santander en 1988 y ha sido un ejecutivo clave para Emilio Botín y para su hija. Tras este cambio se mantiene como consejero del grupo.

La presidenta del Santander, Ana Botín, afirmó, en la nota del banco: «No es fácil sustituir a Rodrigo y Guillermo, aunque estoy segura de que la experiencia, conocimiento del mercado español y visión internacional de Luis Isasi aportará mucho valor tanto al  grupo como a Santander España. El liderazgo de Rodrigo como presidente de Santander España ha sido clave en la compra y posterior integración del Popular». 

El banco destaca la trayectoria de «en el mundo de los servicios financieros» de Isasi Fernández de Bobadilla. Estuvo en JPMorgan, First Chicago, introdujo Morgan Stanley en España en 1987, «hasta convertirlo en líder en España a lo largo de más de 30 años». Isasi es jefe de país de Morgan Stanley y presidente de las filiales de este banco, «posición que abandonará en los próximos meses, como anunció esa entidad», dice el Santander.  

El relevo de Rodrigo Echenique se ha prolongado durante casi todo este año. Se anunció su marcha para enero pasado, cuando se suponía que iba a llegar Andrea Orcel, ex ejecutivo de UBS, al grupo y José Antonio Álvarez, actual consejero delegado, iba a ocupar el máximo puesto en la filial española.

Sin embargo, Orcel no llegó, tras el conocido escándalo de su fallido nombramiento, y la marcha de Echenique comenzó a dilatarse. Posteriormente se anunció que dejaría sus funciones ejecutivas en marzo, aunque seguiría vinculado al grupo. En presentación de resultados anuales del Santander, el pasado 30 de enero, la presidenta del Santander, Ana Botín, demostró públicamente su interés porque Echenique se mantuviera en su puesto. “Entre todos tenemos que convencerle de que continúe más allá de marzo”, bromeó la presidenta ante el aludido, la prensa, y buena parte del equipo directivo de la entidad.

El 28 de abril pasado, Echenique, consejero del Santander, fue nombrado presidente de la fundación de esta organización bancaria en sustitución de Antonio Escámez.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: