Señal en directo de la comparecencia de Rubiales y Molina.

Los motivos personales de índole familiar que han apartado a Luis Enrique del banquillo de la selección española desde el partido en Malta del pasado mes de marzo han terminado por desembocar en su abandono del cargo. La Federación ha elegido como su sustituto a su ayudante Robert Moreno, que ya dirigió La Roja en el citado partido de Malta y en los dos últimos ante las Islas Feroe y Suecia.

El presidente de la Federación, Luis Rubiales y el director deportivo, José Francisco Molina, no le habían marcado un plazo de regreso a Luis Enrique y esperaban a que el propio técnico asturiano les comunicara su decisión de renunciar al cargo, como así ha sido. «Tengo que dar las gracias a Luis Enrique. Le hemos dicho que siempre va a tener las puertas de la Federación abiertas», ha comentado Rubiales. «La decisión de la Federación es confiar en Robert Moreno como seleccionador y lo va a seguir siendo con los mismos tiempos que tenía. Ellos van a ser los encargados de llevarnos hasta la Eurocopa [2020]. Va a afrontar el reto con profesionalidad y con una tremenda preparación. Estamos convencidos de que es la mejor opción para ocupar el banquillo de la selección», ha añadido Rubiales, que afirmó que le comunicó esta misma mañana la decisión a los capitanes de La Roja. «La confianza en Robert Moreno es total. Queríamos seguir con este proyecto, creíamos que es la mejor opción», ha completado Molina. «Confiamos en ellos. Estamos seguros de que estaremos en la Eurocopa y haremos un gran papel».

«Gracias por la confianza», ha afirmado Moreno; «es un día agridulce. Siempre pensaba en ser primer entrenador pero no esperaba que fuera de esta manera. Estamos muy responsabilizados. Es muy difícil para mí tener que afrontar algo que sería muy bonito con estas circunstancias. Vamos a tratar de dejar el trabajo que empezó Luis en lo más alto». Robert Moreno. «Yo creo que sí tengo experiencia. He estado nueve años con Luis entrenando a jugadores del máximo nivel», ha comentado el nuevo seleccionador.

Luis Enrique ya tuvo que seguir a distancia la primera sesión preparatoria de la selección española, el pasado día 4. Luis Enrique se apoyó en la tecnología para supervisar al equipo gracias a las imágenes de las cámaras cenitales instaladas en las cuatro torres de la iluminación del campo principal de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas y a una aplicación informática.

El técnico supervisó todo el dispositivo. Su ahora sucesor ya advirtió el día que anunció la lista de convocados que el entrenador gijonés seguía siendo el máximo responsable en la toma de decisiones. A pesar de no estar presente en los encuentros, la Federación incluso se planteó que Luis Enrique se comunique con los internacionales por videoconferencias. “Tecnología hay para ello. Tiene todas las facilidades para poder seguir de cerca las evoluciones del equipo”, sostuvo un empleado federativo. Las circunstancias personales, sin embargo, han obligado a Luis Enrique a tener que dejar el banquillo de la selección. Robert Moreno le sucede al frente de La Roja.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: