Se respiraba un ambiente agridulce en el Parque Tierno Galván. La alcaldesa en funciones, Manuela Carmena, acudía con su equipo al “desayuno toscano” en el que se presentaba ante los medios la nueva programación de Veranos de la Villa, que arranca el 28 de junio. “Entendemos que esta presentación es la mejor manera de cerrar estos cuatro años de mandato, como siempre, con este amor al verano libre, esa cultura que no solo absorbemos, sino que nos relamemos con ella”, decía la alcaldesa, acompañada por Getsemaní San Marcos, directora general de Programas y Actividades Culturales del Ayuntamiento de Madrid, y Maral Kekejian, directora artística del festival.

La nueva edición de Veranos de la Villa “vuelve a ser – en palabras de Kekejian– una invitación abierta a que los madrileños y madrileñas formen parte de la ciudad”. Por delante dos meses de una programación que este año duplica el número de actividades inclusivas destinadas a las personas con discapacidad. Casi 50 citas nacionales e internacionales, en su mayoría de acceso gratuito, tendrán lugar en 35 espacios de la ciudad, 12 de ellos nuevos, y vuelve a poner en valor parques, edificios, plazas y piscinas. “No es simplemente una programación, es una reflexión sobre cómo los ciudadanos se encuentran en la ciudad y se relacionan con ella culturalmente”, explicaba San Marcos. “Veranos de la Villa representa muy bien lo que este Ayuntamiento ha querido hacer con la cultura en Madrid”, añadía.

Los carteles son de Cristina Daura.

La ambiciosa propuesta presenta cinco citas por semana de música, danza, teatro, circo, zarzuela, cabaré, performance, cine, astronomía, moda, fuegos artificiales y deportes urbanos, en las que destacan reconocidos artistas internacionales como Jeff Mills y Tony Allen (7 de agosto en la Plaza Matadero), el flamenco de Arcangel (10 de julio en el auditorio al aire libre del Parque Lineal de Manzanares) o la celebración del 50 aniversario de la llegada del hombre a la luna en una velada que contará también con la música del cantautor gallego Xoel López (20 de julio en el auditorio del Parque Enrique Tierno Galván. “Veranos de la Villa siempre consigue que haya de todo un poco y con alguna sorpresa”, apuntaba Carmena.

La primera cita será el 28 de junio con Un verano entero, un proyecto comisariado por el colectivo Bwelke, que propone vivir una experiencia única –en el Parque de la Cuña Verde de Latina– a través de la arquitectura y las artes.

Esta edición apuesta por grandes voces femeninas internacionales como la de la fadista Katia Guerreiro, (30 de junio en el auditorio al aire libre del Parque Lineal del Manzanares); la soprano italiana Roberta Invernizzi (3 de julio en el Centro Cultural Galileo); la cantautora Joan Wasser, (10 de agosto en el Parque Juan Carlos I); y la cantautora californiana Kadhja Bonet (11 de agosto en el auditorio del Parque de Berlín).

Kronos Quartet y el Cuarteto Quiroga, Premio Nacional de Música 2018, serán los encargados de acercar la música clásica contemporánea al público, el 16 y el 30 de julio, respectivamente. Y en el apartado de música electrónica, destaca Raíz Electrónica, una cita que reúne a los artistas Chancha Vía Circuito, Batuk, Deena Abdelwahed DJ Set y Titi Calor (4 de julio en la plaza de Colón); y coincidiendo con la celebración del Orgullo de Madrid, el domingo 7 de julio se celebrará la velada Electro-Queer con los artistas Lotix, Faka y DJ Haram, que convertirá la Plaza Matadero en punto de encuentro para la creación sonora producida desde diferentes perspectivas políticas de género.

Los últimos Veranos de la Villa de Carmena

Por primera vez, Veranos de la Villa contará con una presentación cinematográfica. El 1 de agosto, el Jardín de las Vistillas acogerá el preestreno de La virgen de agosto, el quinto largometraje del director madrileño Jonás Trueba.

Los deportes urbanos también tendrán su espacio en el festival veraniego. Los aficionados al monopatín podrán disfrutar de la cita Block Party (5 de julio en el Skate Park y en la Explanada Multiusos de Madrid Río), que contará también con la actuación del grupo de rock canario Locoplaya. Y el 2 de agosto, los adeptos a la calistenia (disciplina de entrenamiento basada en ejercicios físicos con el propio peso corporal) tendrán su momento en el El Hoyo de Moratalaz.

Como en los últimos cuatro años, Veranos de la Villa se despedirá el 1 de septiembre con el espectáculo pirotécnico Anochecer en el parque (Parque Enrique Tierno Galván) creado por la coreógrafa Cuqui Jerez y el maestro pirotécnico José Luis Jiménez.

“Es una despedida de un periodo, claro que sí”, concluía la alcaldesa durante este acto oficial, muy probablemente el último de su mandato, “pero nos despedimos con un sabor enormemente dulce de relamernos el verano y esta maravillosa época”.

Los últimos Veranos de la Villa de Carmena

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: