Salud

Los últimos avances en cirugía de aumento de pecho ya están presentes en la ciudad de Valencia


Sin duda alguna, la cirugía especializada en los aumentos de pecho es una de las técnicas de integración de prótesis que más ha evolucionado en los últimos tiempos. En sus inicios, este tipo de cirugía plástica se caracterizaba sobre todo por trabajar con prótesis que necesitaban ser renovadas cada cierto tiempo (diez años por lo general), debido en gran parte al deterioro del material que las componían.

En unos casos duraban más y en otros menos, pero lo cierto es que finalmente las pacientes tenían que volver a la clínica en cuestión pasado un tiempo, para sustituir las antiguas prótesis por nuevas que siguieran dando una forma bonita al pecho. Un problema temporal, que sin embargo ha sido eliminado por la cirugía plástica en los últimos años.

Y es que en la actualidad, la mayoría de especialistas en cirugía plástica se han especializado en el trabajo con prótesis de última generación, las cuáles están compuestas a partir de un gel cohesivo de silicona; un elemento que les otorga mayor durabilidad en el tiempo y mayor calidad en el trabajo final. Una nueva forma de prótesis que pretende ser definitiva, pero que debe ser revisada cada dos años como bien indica el experto Dr. Noval, cirujano plástico en Valencia con larga trayectoria en el sector.

Lo normal es que no haya necesidad de cambio, pero en caso de deterioro de la prótesis conviene acudir a alguna clínica especializada, como la de cirugía plástica en Valencia dirigida por el ya mencionado especialista, Dr. César Noval Font. Un auténtico experto en la materia, que combina a la perfección los diferentes elementos novedosos que rondan entorno a una operación de aumento de pecho.

Como ya se ha comentado antes, este tipo de creación de prótesis ha avanzado mucho en los últimos años, y actualmente las pacientes, incluso pueden elegir el porcentaje de relleno concreto que quieren obtener a través de la prótesis. Es decir, las pacientes pueden elegir qué tipo de pecho obtener, para que el movimiento de estos en cualquier circunstancia de la vida siempre sea perfecto (en la playa, en el gimnasio, etcétera).

Además, desde hace algún tiempo se han puesto de moda la opción del aumento de pecho sin cirugía, de la cual cada vez más mujeres son partícipes; y la posibilidad de realizar una mamoplastia de aumento de pecho para conseguir un volumen ideal para la persona.

Evolución y desarrollo de la cirugía de aumento de pecho

Las propias pacientes son conscientes de la gran evolución que ha sufrido la cirugía plástica de aumento de pecho en los últimos años, y por ello no resulta extraño ver cómo cada vez más personas se interesan por saber más sobre este tipo de técnica tan sofisticada.

Hace veinte o treinta años, este tipo de técnica de cirugía plástica no estaba tan avanzada, y en muchos casos producía recelo en las personas que se querían enfrentar a este tipo de operación. Recelo, e incluso miedo a que el resultado final no fuera del agrado de la persona. Sin embargo, esta situación se ha transformado radicalmente en los últimos años a raíz de los avances tecnológicos, los cuáles han permitido mejorar el resultado final ofrecido a las pacientes.

De este modo, conviene destacar la importante aparición de la técnica PSI en el mundo de la cirugía plástica, ya que a través de ella los expertos son capaces de generar un escote natural con un brillo esternal estrecho. Es decir, este tipo de técnica PSI es capaz de acabar con uno de los grandes problemas generados por la cirugía estética en antaño: la separación exagerada de los senos. Todo gracias al empleo de células madre en el proceso, las cuáles ayudan a maximizar la naturalidad de los senos en el resultado final.

Por otro lado, también hay que mencionar la técnica Dual Plane aparecida en Estados Unidos en los últimos años, que tan de moda se ha puesto entre las mujeres de todo el mundo. Una técnica que sustituye a la antigua técnica retropectoral, ya que en este caso la prótesis se coloca en un 90% detrás del músculo, y en un 10% debajo de la fascia pectoral. Una forma diferente de mejorar la morfología de las mamas, para que estas consigan un aspecto más redondeado y natural.




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment